Viola EU derechos de niños mexicanos usados por el narco, denuncian ante la CoIDH

El tribunal interamericano dijo que este país pone en peligro la vida de los menores utilizados por el crimen organizado, al hacerlos testificar y luego repatriarlos.
La CoIDH condenó a EU por repatriar a menores que podrían ser víctimas de la venganza de grupos criminales.
La CoIDH condenó a EU por repatriar a menores que podrían ser víctimas de la venganza de grupos criminales. (Archivo)

Ciudad de México

El gobierno de Estados Unidos fue acusado de violar los derechos de los niños mexicanos que son utilizados para el tráfico de drogas y personas, porque después de ser usados como testigos de cargo, son retornados a México, poniendo en peligro su vida ya que pueden llegar a tener represalias del crimen organizado.

Durante la opinión consultiva presentada ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) para conocer el estado que guardan los derechos de los menores en la región, Silvia Esmeralda Flores Rodríguez, del Programa de Defensa e Incidencia Binacional de la Iniciativa Frontera Norte de México, detalló:

“Estos menores son utilizados por la delincuencia organizada para realizar actividades de tráfico de personas o drogas, que al ser detenidos en Estados Unidos en ocasiones son utilizados como testigos de cargo y una vez terminadas las investigaciones penales correspondientes y terminada su participación son simplemente retornados a México, poniendo en peligro su vida ya que éstos pueden llegar a tener represalias en las redes de crímenes en las que participaban”.

Ante los siete jueces de la CoIDH, dijo que de esta manera se viola el principio a la no devolución de la niñez migrante, obligación que han firmado varios países.

Flores Rodríguez indicó que la respuesta de los estados ha sido ignorar la problemática, o la criminalización a través de programas restrictivos a su libertad.

Puntualizó que México registra la mayor población migrante residente en Estados Unidos, con cerca de 30 millones, y tan sólo en el presente año 10 mil 392 niños, niñas y adolescentes han sido repatriados de esa nación al país.

“Estados Unidos presenta un clima xenófobo y discriminatorio a través de leyes y programas como comunidades seguras y el 287-G, que permiten la utilización de los perfiles raciales para la detención arbitraria de personas que sólo propicia un aumento de éstas, ocasionando la agilización de deportaciones y disminuyendo la calidad del debido proceso de cada persona detenida”, apuntó.