Carrillo Fuentes, responsable de violencia en Juárez: Rubido

Vicente Carrillo Fuentes, líder del cártel de Juárez, era uno de los 122 objetivos principales de la estrategia de seguridad del gobierno federal.

Ciudad de México

Vicente Carrillo Fuentes, 'El Viceroy', líder del cártel de Juárez, promovió el fortalecimiento de varios grupos delictivos y convirtió a Ciudad Juárez en una de las regiones más violentas del país, lo que derivó en cientos de muertes, dijo el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.

En conferencia de prensa, el comisionado Nacional de Seguridad dijo que Carrillo Fuentes era uno de los 122 objetivos principales de la estrategia de seguridad.

'El Viceroy' tiene 51 años, es originario de Navolato, Sinaloa, y está relacionado con diversas averiguaciones previas y cinco órdenes de aprehensión por los delitos de delincuencia organizada y contra la salud.

Al igual que con el capo Joaquín 'El Chapo' Guzmán, no hubo presentación ante los medios, sólo el traslado de Carrillo Fuentes y su cómplice a un helicóptero en el hangar de la PGR, al cual llegó desde Torreón.

Con paso lento, Carrillo caminó esposado, bajo la lluvia y sujetado del cuello por un agente federal. Su escolta también estaba esposado; con dos oficiales a su lado. Uno lo tomó del cuello y el otro del brazo.

En el hangar de la PGR, el funcionario dijo que 'El Viceroy' asumió el mando del cártel en 1997 tras la muerte de su hermano Amado Carrillo Fuentes.

Para detener al capo, fuerzas federales dieron seguimiento al entorno de Carrillo Fuentes en Chihuahua y Coahuila, hasta que en Torreón fue ubicado por las autoridades cuando visitaba distintas casas y se identificó el vehículo en el que se trasladaba.

Los agentes montaron un operativo en la colonia Nueva San Isidro, en Torreón, y cuando le preguntaron a al capo su nombre, éste se identificó como Jorge Sánchez Mejía; supo que había sido descubierto, por lo que reconoció su verdadera identidad.

Carrillo Fuentes se trasladaba con Jesús Dimas Contreras Sánchez, quien presuntamente realizaba labores de escolta del capo. También se le detuvo. A los dos se les decomisó dos vehículos, una arma larga, una corta, equipo de comunicación y documentación que ya está a disposición del Ministerio Público de la Federación.

Por Carrillo Fuentes el gobierno de Estados Unidos ofrecía 5 millones de dólares, mientras que la PGR desde marzo de 2009 ofrecía 30 millones de pesos.

En el operativo no hubo violencia ni necesidad de disparos, afirmó Rubido durante la rueda de prensa.