Conductora ebria podría volver a la cárcel

En caso de no contar con el perdón de los familiares de las víctimas del choque del pasado 20 de abril en Torreón, la responsable del accidente  podría ser reaprehendida.
Familiares y amigos de las víctimas lamentaron el resultado de las averiguaciones.
Familiares y amigos de las víctimas lamentaron el resultado de las averiguaciones. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Existe una debilidad en la averiguación previa en el caso de la mujer que provocó un accidente vial que derivó en la muerte de dos jóvenes el pasado domingo 20 de abril, según indicó el alcalde de Torreón, Miguel Ángel Riquelme Solís.

Descartó que la liberación de Verónica Lizeth Garay Medina de 25 años, se trate de un acto de corrupción, pues puede haber una reaprehensión de no contar con el perdón de los familiares de las víctimas.

Cabe recordar que el trágico percance se suscitó en la colonia Las Torres y en éste, estuvieron involucrados cuatro vehículos, entre ellos el Ford Focus que originó el accidente y era tripulado por Garay Medina, quien conducía en estado de ebriedad.

No se realizaron los análisis de alcohol en la sangre de la mujer, lo que implica que se tuvo una debilidad en el procedimiento.

Este sábado, un contingente de 30 personas cerró el carril de alta velocidad de la avenida Juárez y calzada Francisco Sarabia, en manifestación por la liberación de la joven.

Con pancartas se inconformaron por la resolución del Ministerio Público al establecerle el beneficio de la fianza, luego de calificar el delito como homicidio culposo, con lo que Verónica Lizeth fue puesta en libertad el jueves tras indemnizar a los familiares de Edgar Olivares Ramírez y Alejandro González Díaz.

En ese sentido, Riquelme Solís indicó que no se tuvo la precaución necesaria para realizar los análisis de alcohol en la sangre de la mujer, lo que implica que se tuvo una debilidad en el procedimiento, sin embargo, reiteró que en caso de no contar con el perdón de los deudos, podría regresar a la cárcel.

Estableció así que se deberá tener una mejor coordinación durante la madrugada, pues la doctora que atendió a la joven no contó con apoyo para realizar la prueba de sangre, pues la conductora llegó en muy mal estado al hospital, lo que derivó en una mala integración que, aclaró, no se realizó con dolo o por actos de corrupción o de mala fe.

Por último informó que este jueves, en coordinación con la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y la Cámara Nacional de Comercio en el municipio, inicia una campaña intensiva de concientización sobre el consumo de alcohol.