Liberan a conductora ebria tras fianza

La joven fue puesta en libertad este jueves, luego de haber indemnizado a familiares de dos hombres que murieron tras un choque que ella generó en Torreón.
Personal de la Procuraduría indicó que no había una certificación firme para conocer el estado etílico de la mujer.
Personal de la Procuraduría indicó que no había una certificación firme para conocer el estado etílico de la mujer. (Milenio Digital/Archivo)

Torreón, Coahuila

Verónica Lizeth Garay Medina, de 25 años de edad, recuperó su libertad tras el pago de dos fianzas, que garantizaron el monto de las indemnizaciones y daños materiales de un accidente vial que ocasionó el domingo por la madrugada, en que dos jóvenes perdieron la vida.

Las autoridades ministeriales de la Procuraduría de Justicia de Coahuila, explicaron que no había una certificación firme para determinar el estado etílico de la conductora, aunque el certificado del médico del Tribunal de Justicia Municipal, calificaba a la conductora como no apta para conducir y no se le hicieron los exámenes de alcoholimetría.

Garay Medina logró alcanzar la fianza, pues la muerte de los dos jóvenes fue circunstancial, sin un motivo de por medio.

Cabe recordar que el trágico percance ocurrió en el cruce de avenida Juárez y calzada Francisco Sarabia, en el momento que Verónica Lizeth chocó su automóvil Ford Focus azul por alcance al Derby en el cual viajaban Edgar Olivares Ramírez, de 25 años y Alejandro González, de 32.

Se informó que Edgar murió en el lugar del accidente, mientras que Alejandro fue trasladado todavía con vida al hospital, sin embargo, al llegar también había fallecido. El conductor del Derby quedó lesionado junto con otras dos personas.

Se explicó que el delito en el que Garay Medina se vio inmiscuida fue calificado como homicidio culposo, el cual alcanzó fianza debido a que la muerte de ambos jóvenes fue de manera circunstancial, en el que no hubo un dolo.

Se fijaron fianzas por 300 mil pesos por las dos muertes para “reparación del daño”, en tanto se integra la averiguación previa y se consigna al Juzgado Penal, para que se hagan efectivas dichas garantías.

Durante el martes, el agente del Ministerio Público ordenó retirar la custodia a la conductora en el hospital donde se encontraba internada para luego retirarse a su casa y resolver éste proceso legal a través de una defensa legal.