Veracruz, primero en policías reprobados que siguen en activo

Tiene en esa situación a 35% de su personal; le siguen Michoacán y Sinaloa, con 29%.
La activista María Elena Morera.
La activista María Elena Morera. (Octavio Hoyos)

México

La organización Causa en Común informó que Veracruz es el estado que mantiene  en activo a la mayor cantidad de policías que no aprobaron los  exámenes de control y confianza.

Al dar a conocer el reporte mensual de esas evaluaciones, la agrupación que preside María Elena Morera señaló que Sinaloa, Michoacán y Baja California Sur también tienen una escasa depuración de policías.

De acuerdo con los resultados, Veracruz es, con 35 por ciento de promedio, el que mayor número de mandos y elementos operativos de la Secretaría de Seguridad Pública mantienen en funciones a pesar de estar reprobados. Le siguen Michoacán y Sinaloa con un promedio de 29 por ciento, y Baja California Sur, con 27 por ciento.

En contraste Puebla, Nuevo León, Coahuila, Guanajuato, Aguascalientes y Chihuahua reportaron en promedio uno por ciento, y solo Campeche no registró policías en activo que reprobaran el examen.

Causa en Común detalló que en los ámbitos estatal y municipal han sido evaluados en control de confianza 99.47 por ciento de los mandos y operativos del personal de seguridad pública, de los cuales 9.38 por ciento resultó reprobado, lo que representa a 31 mil 514 uniformados en total.

Respecto a las procuradurías o fiscalías, con 49 por ciento la de Sinaloa es la que registró el mayor promedio de mandos y elementos en activo que no aprobaron.

FORO EN EL SENADO

Organizaciones ciudadanas dijeron que el involucramiento del crimen organizado con las policías se ha convertido en un patrón en los estados, como ha quedado evidenciado con el caso Ayotzinapa y el de los jóvenes de Tierra Blanca, Veracruz.

Al participar en el foro “La sociedad civil ante el crimen y la inseguridad”, organizado en el Senado, María Elena Morera dijo que la población sufre en las entidades “por los gobiernos completamente corruptos y los ciudadanos que nos quedamos callados. Se requieren no organizaciones clientelares de los partidos, sino ciudadanos y mecanismos fuertes para presentar denuncias.

El representante de la Oficina de Drogas de la ONU, Antonio Mazitelli, pidió que se trabaje en los testigos protegidos para que puedan hacer denuncias con seguridad jurídica.