Vecinos amagan con linchar a ladrones en caso de ser detenidos

Acusan incapacidad de la policía al contar con personal insuficiente para dar seguridad.
En fechas recientes decidieron unir esfuerzos alrededor de 30 vecinos y comerciantes.
En fechas recientes decidieron unir esfuerzos alrededor de 30 vecinos y comerciantes. (José Martín Anaya)

Progreso de Obregón

Ante la ola de robos y asaltos que afecta a comerciantes y colonos del centro del municipio de Progreso de Obregón, lugareños determinaron crear un grupo de vigilancia y defensa vecinal contra la delincuencia, ya que aseguran que les preocupa la incidencia, al tiempo que cuestionaron la incapacidad de la policía preventiva.

Los integrantes del denominado Corredor Comercial del Río, indicaron que decidieron organizarse para protegerse y estar unidos contra la delincuencia que hay en el municipio.

Por ello, advierten que todo aquel delincuente que sea sorprendido cometiendo cualquier acto delictivo será detenido en el acto y  se pondrá a disposición de las autoridades competentes.

Ello, no sin antes “recibir un castigo ejemplar”: lincharlo por parte de los pobladores de la cabecera, como escarmiento para que no sigan con una carrera delictiva al menos en esta localidad.

Con el propósito de externar su inquietud al respecto, los inconformes por la inseguridad decidieron colocar en la céntrica calle Tito Estrada, una lona en la que realizan una serie de cuestionamientos y advertencias.

Por ejemplo, a los delincuentes que sean sorprendidos serán entregados a las autoridades judiciales para su investigación correspondiente.

Quienes omitieron sus identidades para no poner en riesgo su integridad ni su patrimonio, informaron que en fechas recientes decidieron unir esfuerzos alrededor de 30 vecinos y comerciantes para diseñar un plan de prevención.

Ello, ante la indiferencia de las autoridades municipales para reforzar las acciones de seguridad en la zona, a pesar de las múltiples quejas de la ciudadanía.

El argumento de las autoridades, según los lugareños, es que no cuentan con el personal de seguridad suficiente “para cuidar a todo el municipio”.

Lo anterior señalan que ha traído como consecuencia un aumento los actos delictivos del fuero común, sin que las autoridades policíacas hagan algo para afrontar este fenómeno. Atribuyeron el problema de inseguridad a la ausencia de la policía municipal a pesar de que la comandancia se ubica a escasos metros, aunado a la falta de alumbrado público.

Pues aseguran que los maleantes aprovechan la oscuridad para ingresar a las viviendas o negocios.

Otra modalidad que utilizan los ladrones según las víctimas es que les roban mediante engaños. Además de unas armas de fuego y la violencia para consumar los delitos. Citaron por ejemplo el caso de la propietaria de una joyería quien en días recientes fue sometida por un grupo de presuntos delincuentes quienes mediante la violencia le despojarla de objetos de valor en pleno centro.

Lamentaron que estos actos delictivos se registren en plena cabecera, cuando se supone dicen que existen policías monitoreando las 24 horas del día. Los integrantes del comité vecinal conminaron al resto de la población a que se una a esta lucha para evitar que la delincuencia siga haciendo de las suyas, la cual suponen que proviene de otros municipios circunvecinos inclusive del Estado de México. Ante el surgimiento de este grupo de vigilancia vecinal, las autoridades municipales omitieron dar alguna declaración al respecto.