Van 50 procedimientos por daños derivados de "ordeñas"

Por la presión del petróleo en los ductos se derrama líquido en parcelas.
El delegado de la Profepa, Mario Viornery, reconoció que es muy difícil detener a los responsables.
El delegado de la Profepa, Mario Viornery, reconoció que es muy difícil detener a los responsables. (Héctor Mora)

Pachuca

En once meses, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) inició más de 50 procedimientos sancionatorios en Hidalgo contra quién o quiénes resulten responsables por daños a los ecosistemas, cuando, después de la “ordeña” a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), se derramó hidrocarburo, informó el delegado estatal de esta dependencia,  Mario Viornery Mendoza.

Al ser el estado uno con la alta producción de crudo y amplias redes de oleoductos, el funcionario reconoció que es constante la aparición de tomas clandestinas y, en algunas de ellas, por la presión del combustible, se derrama líquido en parcelas de cultivo, lo que genera afectaciones a la vegetación.

“El hecho de que roben el combustible, que vayan a los ductos y lo extraigan de ahí, como no lo hacen con ninguna tecnología, siempre deja fugas de hidrocarburos que se esparcen por superficies considerables de zonas de riego y sembradíos, que quedan con problemas.

“Tenemos una refinería y cotidianamente se realiza extracción ilegal, por eso estamos intensificando las medidas de seguridad y estableciendo una coordinación directa con Pemex”, comentó el delegado, quien reveló que son pocas las personas puestas a disposición de la Procuraduría General de Justicia por este delito ambiental (aunado a la pena por la extracción ilegal del combustóleo), sólo 30, aproximadamente, en este año.

“Como esto sucede de manera clandestina, en las noches, es muy difícil que se logre detener a los responsables, pero en algunos casos sí los hemos encontrado y remitido al Ministerio Público para que proceda conforme a la ley”.

Aseguró que no tienen conocimiento de alguna asociación de los llamados “huachicoleros” con grupos del crimen organizado: “No hemos detectado ninguna relación, muchos de los robos los realizan gente cercana a los lugares, quienes ordeñan los ductos, embasan la gasolina, y posteriormente lo venden clandestinamente”. 

El ex presidente del Consejo Consultivo Ciudadano de Hidalgo afirmó que por el incremento de “ordeñas” en regiones como Tepeji del Río, Tula y Tezontepec de Aldama, cercanas a la base de refinación Miguel Hidalgo, han fortalecido las acciones de seguridad, tanto con la paraestatal como con corporaciones policiacas.

“Estamos actuando para que de inmediato se detengan a los responsables, en este caso la Procuraduría,  y también para que Pemex sane los daños en los ductos y permita que no haya emisiones de contaminantes tan grandes en el espacio”.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el derrame de hidrocarburos también contamina el aire por las emisiones, así como mantos friáticos, en caso de que el líquido desemboque en ellos.  Por la entidad atraviesas mil 163 kilómetros de ductos de Pemex, en 35 municipios.

Claves

Aumenta el delito

- Pemex reportó en 2012 cerca de 50 tomas clandestinas en Hidalgo, en algunas de ellas, por la presión del hidrocarburo, se derramó líquido en parcelas de cultivo.

- Tan sólo el 13 de agosto, la fuga de diesel del ducto de 12 pulgadas en el tramo Tula-Salamanca, en la comunidad de Carrasco en Tezontepec de Aldama, afectó 14 hectáreas de uso agrícola.

- Situación similar sucedió en julio de este año en Ignacio Zaragoza, en Tula, donde cinco mil litros de petróleo dañaron tierras ejidales.