Por malos olores ubican a hombre sin vida

Vecinos de la calle 10 en la zona centro de Torreón, llamaron a la policía al percatarse de ello. Se confirmó que dentro de la vivienda con el numero 423 se encontraba el cadáver.
patrullas de la Policía Municipal y de la Policía Estatal, arribaron hasta el lugar para acordonar el área y proceder con la investigación.
patrullas de la Policía Municipal y de la Policía Estatal, arribaron hasta el lugar para acordonar el área y proceder con la investigación. (Milenio Digital )

Torreón, Coahuila

Las autoridades ministeriales examinaron el cuerpo y se percataron que no tenía huellas de violencia.

Los fétidos olores que salían de una vivienda ubicada sobre la calle 10 dentro de la zona centro, delataron a la presencia de una cadáver, por lo que vecinos de ese sector habitacional llamaron a la policía para se ocupara de investigar de dónde provenían los desagradables olores, además se procedió con la espera de las autoridades ministeriales, de la Procuraduría de Justicia de Coahuila para que confirmaran si se trataba de una persona fallecida.

Fue a las 02:39 de la tarde de este lunes, cuando varias patrullas de la Policía Municipal y de la Policía Estatal, las que arribaron hasta el lugar para acordonar el área y proceder con la investigación correspondiente, asimismo, los oficiales se entrevistaron con los vecinos, quienes argumentaron que de la vivienda con el número marcado 423, de la calle Niños Héroes, entre las avenidas Corregidora y Bravo, emanaban los fétidos olores y posiblemente su habitante había fallecido.

El agente del Ministerio Público de la Mesa de Homicidios acudió hasta el lugar, en compañía del personal de periciales de la misma dependencia judicial y al entrar al domicilio se percataron de la presencia de una persona del sexo masculino, la cual se encontraba en completo estado de putrefacción, asimismo, estaba sentada en una silla de ruedas en una de las recamaras de la vivienda.

Se espera que los familiares del fallecido acudan a las oficinas del Ministerio Público.

Las autoridades ministeriales examinaron el cuerpo y se percataron que no tenía huellas de violencia, además los vecinos manifestaron al representante social que al fallecido sólo lo conocían con el nombre de Luis Ariel, el cual contaba con 65 años de edad, de profesión arquitecto, quien vivía sólo desde hace mucho tiempo y se encontraba bastante enfermo de diabetes. Se informó que no tenía familia, puesto que nadie lo visitaba.

Por órdenes del agente del Ministerio Público, el cadáver de Luis Ariel fue retirado del lugar y trasladado a las instalaciones de la morgue del Servicio Médico Forense, en donde quedó a disposición de un médico legista, el cual le practicó el estudio de ley.

Se espera que los familiares del fallecido acudan a las oficinas del Ministerio Público, a identificar el cadáver y tramitar los documentos legales para la entregada cadavérica, asimismo, el cuerpo se encuentra en los refrigeradores del mismo Semefo.