UPOEG, interesado en llegar a colindancias de Chilpancingo

Crecenciano Ramírez López, promotor de la UPOEG en el Ocotito, dijo que el anuncio hecho de Manuel Mondragón no representa una amenaza hacia las comunidades que están en el movimiento.

Ciudad de México

La Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) solicitó a los gobiernos estatal y federal que la tomen en cuenta en las acciones a realizar contra la delincuencia organizada, para impulsar una lucha conjunta y efectiva contra un adversario común.

Crecenciano Ramírez López, promotor de Desarrollo Comunitario de la UPOEG en el Ocotito, dijo que el anuncio hecho por el comisionado de la Policía Federal (PF), Manuel Mondragón y Kalb junto al gobernador Angel Aguirre Rivero, en el sentido de que habrá medidas drásticas para regresar la tranquilidad en Chilpancingo, no debe representar una amenaza hacia las comunidades inmersas en el movimiento de autodefensa que resurgió desde el 23 de enero.

Indicó que no es correcto realizar mesas de trabajo sin tomar en cuenta a los pueblos afectados, menos cuando estos ya demostraron que con la organización adecuada, pueden por si mismos enfrentar a los grupos que les causan daño.

Tomar decisiones de manera unilateral, de acuerdo al promotor de la UPOEG refleja que no hay interés por coordinar esfuerzos, lo que implica el riesgo de realizar una movilización policíaca grande pero infructuosa.

Comentó que en los últimos días, después de la incursión en el Ocotito y el respaldo de los ocho pueblos del valle hacia el sistema que plantea la UPOEG, se observó una inclinación muy clara hacia la utilización de las fuerzas armadas para obstaculizar el trabajo encaminado a recuperar la seguridad.

Por eso apuntó: "Nosotros no buscamos confrontar a las fuerzas armadas, buscamos que haya coordinación porque el adversario común es la delincuencia, de ninguna manera el pueblo quiere ir contra las instituciones".

Por esa razón, hizo una convocatoria para que organismos como la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Amnistía Internacional (AI), entre otros, pongan mucha atención respecto a lo que ocurre en Guerrero.

"Lo que planteamos es que nos permitan participar en las acciones contra la inseguridad, sabemos que todos podemos participar coordinadamente, con la suma de voluntades y buenas intenciones", insistió.

La mañana del domingo, por lo menos mil habitantes de los ocho pueblos del valle realizaron una marcha de la comunidad de El Rincón hacia Mohoneras, de ahí llegaron al Ocotito y ratificaron su respaldo a la UPOEG.

Habitantes de Acahuizotla se presentaron en un mitin celebrado en la base de Ocotito para solicitar el ingreso de la Policía Ciudadana en su pueblo, pues dijeron que ya no aguantan la presión que sobre ellos ejercen los delincuentes que ahí permanecen.

Ramírez López dijo que si la petición de los pobladores es mayoritaria la UPOEG ingresará a esta comunidad, para ampliar su radio de acción y acercarse a los límites con Chilpancingo.

El límite que se plantea es Mazatlán, lo que implica no ingresar a Petaquillas ni a la capital de Guerrero, en donde se concentran destacamentos de todas las corporaciones policíacas y dos batallones del Ejército Mexicano.