Una turba causa destrozos en el ayuntamiento de Tocatlán

Exigen la liberación de un excandidato a la presidencia municipal

Tlaxcala

Una turba de habitantes del municipio de Tocatlán provocó la quema de una patrulla y causó destrozos en la alcaldía para exigir la liberación de José del Carmen Hernández Morales, ex-candidato del Partido del Trabajo (PT), a la presidencia a quién la policía local detuvo por presuntamente robar material pétreo.

Los hechos se dieron cerca de las 15:00 horas, de este jueves después de que dicho político de fue asegurado por efectivos y llevado a la cárcel preventiva ubicada en la alcaldía y posteriormente, trasladado al Ministerio Público de Apizaco, supuestamente por alterar el orden.

Versiones de los propios pobladores señalan que los policías detuvieron violentamente Hernández Morales, por lo familiares, amigos y vecinos se trasladaron a la presidencia para exigir la liberación de esta persona.

Sin embargo, al no obtener respuesta favorable procedieron a romper vidrios de la alcaldía, a quemar el portón principal de la misma y a incendiar la patrulla de la policía principal con número S-2144 y placas de circulación 3-2144 del estado de Tlaxcala

Ante esta situación, Rafaela Osorio Mercado, esposa del detenido sostuvo que su marido fue privado de su libertad y llevado al ministerio público de la ciudad de Apizaco, sin embargo, lo mantuvieron incomunicado.

Por su parte, el comisariado ejidal de Santa María Tocatlán, Isidro Contreras dijo a los reporteros que en 2013, se firmó un acuerdo con el anterior alcalde del PRI, Félix Hernández Cortés para que el petista colaborara en la sustracción de material pétreo para rehabilitar un bordo de tierra.

"Esto con el objeto de que fueran saneados los bordos de tierras ejidales, pues en épocas de lluvia, la fuerza el agua origina que se inunden los terrenos de labor y por ello, no existe irregularidad alguna".

Al lugar de los hechos, llegó el director estatal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Salvador Domínguez Sánchez quien señaló a la población -dividida- que nadie tiene derecho a sustraer material pétreo sino tiene el permiso federal correspondiente.

Argumentó que "no es a bola de sombrerazos muchos a mentadas de madre entre los tlaxcaltecas como se solucionen los asuntos... por ello, que los exhorto a que nos apeguemos a la derechos".

Frente a una población dividida, el funcionario federal sostuvo que "ya nos reunimos, ya nos aplaudimos, ¿qué? ¿no tienen qué hacer nada en sus casas?", inquirió a los pobladores que seguían atrincherados.

El operativo...

Dicho acto de violencia provocó que la fuerza pública se desplegara en dicho municipio. Unos 300 policías federales y estatales montaron un operativo para frenar la violencia en este lugar gobernado por el Partido Socialista.

Y fue alrededor de las 19:00 horas, elementos de la policía estatal y ministerial detuvieron a ocho personas entre ellas a la esposa del excandidato del Partido del Trabajo. Se habla que en total hubo trece detenidos en total, según información proporcionada por la SSPE.

Por la noche, el alcalde de este lugar, Jorge García Luna dijo que la detención de Hernández Morales se dio porque "alborotó" la paz pública al resistirse a un diálogo con directivos de la Conagua y con él a fin de llegar a un arreglo, respecto de lo anterior.

Sostuvo que no son secuelas del proceso electoral, mucho menos un revanchismo político como aseguró el director de la Conagua y dijo que la única patrulla que tenían en servicio fue quemada, por lo que pedirían la intervención de la policía estatal para hacer rondines.

Cabe señalar que se vive una aparente calma dentro del municipio de Tocatlán, pero lo cierto es que García Luna mantiene dividida a la población a pesar de que declarara lo contrario.