ENTREVISTA | POR MILENIO DIGITAL

Jesús Jasso Fraire Presidente del Tribunal de Justicia en Torreón

Busca aplicar el reglamento que rige esta dependencia para tener certeza jurídica y sea el principio de legalidad, evitar el desacato de procedimientos legales, dignificar y ofrecer al ciudadano un servicio eficaz.

Prioridad, acabar con influyentismo en Tribunal de Justicia Municipal

Torreón, Coahuila

Aunque no hay señalamientos directos de corrupción, irregularidades e inconsistencias, de algún servidor público de los Tribunales Administrativos, esta dependencia se perfila para erradicar prácticas ilegales que están fuera de los procedimientos jurídicos y reglamentos municipales.

Por lo anterior, se aplicarán sanciones administrativas y bajas a cuyos empleados no acaten las disposiciones de un Reglamento Municipal disponible y vigente.

En los primeros 23 días de la nueva administración que inició a partir del primero de enero de este año, el pago de multas al Reglamento de Tránsito y Vialidad, por parte de los automovilistas que participaron en un percance vial, se incrementó hasta 326 por ciento, lo que arrojó un pago parcial de 415 mil pesos.

Este porcentaje fue en comparación con el mismo periodo pero del 2013, además se recopiló cantidad de 127 mil pesos por el mismo concepto, lo que refleja que los percances que se presentan en cualquier punto vial se documentan ante un juez calificador, el cual determina la responsabilidad a través del peritaje de tránsito terrestre, que elaboran los oficiales de peritos adscritos a esta dependencia.

¿Considera que aplicar el reglamento dignificaría esta dependencia?

Claro que sí, estoy firmemente convencido que la aplicación de los procedimientos jurídicos que están establecidos en el Ayuntamiento, nos arrojaría la confianza del ciudadano que solicita algún servicio por parte de la autoridad y, sobre todo, que encuentre en esta dependencia que su problema le será resuelto con certeza y a la mayor brevedad posible.

En el caso de accidentes viales, cuando un automovilista participa en un percance, tendrá que pagar las multas correspondientes al Reglamento de Tránsito y Vialidad, sea responsable o ya sea culpable siempre y cuando no esté regularizado en sus obligaciones. Hay quienes refieren que las multas son de costo elevado con el objetivo de recaudar de recursos.

¿Esta dependencia es recaudatoria más que procuradora de justicia?

Primero entendamos que el Tribunal de Justicia Municipal es una dependencia que administra y procura justicia en materia municipal, no es una dependencia que su función sea recaudatoria. Nosotros no obligamos ni notificamos requerimientos de pago y mucho menos ejecutamos embargos. Para eso están otras instancias encargadas de tales acciones.

El pago de una multa correspondiente al Reglamento de Tránsito es la consecuencia de la aplicación de la Ley Municipal, es decir, si un automovilista participa en un percance vial y no está regularizado en su pagos, por supuesto que tendrá que cubrir el monto de la infracción, pero si cumple con sus documentos en regla no está obligado a pagar, lo que ya cubrió con anterioridad.

¿Los jueces calificadores de este tribunal son autónomos en sus actuaciones?

Por supuesto que sí. Cada juez calificador tiene sus facultades de acuerdo a la aplicación del reglamento y criterio jurídico. Asimismo, ellos podrían determinar el monto de la multa de acuerdo a los estratos socioeconómicos de cada infractor.

Por eso son calificadores, porque tienen la facultad de variar el costo de la multa. Por ejemplo, un ciudadano que haya cometido una falta al Bando de Policía y Buen Gobierno y no tenga el recurso suficiente para pagar una multa administrativa, él puede solicitar al juez la consideración económica a través de varios procedimientos legales y así calificar la infracción que en dado caso podría variar.

El detenido que no tenga con qué cubrir la falta administrativa, podría cubrirla con 48 horas de arresto o si prefiere realizar algunos trabajos comunitarios.

En sí, ¿cuál es la función del presidente del Tribunal de Justicia Municipal?

La normativa explica que procura la justicia a través de los reglamentos establecidos por la Ley Municipal, además vigila y regula la actuación de los jueces calificadores, en caso de que algún ciudadano interponga un recurso de inconformidad.

Las funciones de cada servidor público están delegadas y tienen sustento jurídico, el cual da la resolución de las problemáticas de los ciudadanos.

En materia de accidentes viales, ¿cuáles serían las facultadas de los oficiales de peritos encargados de atender los percances viales?

Las facultadas están establecidas en nuestro reglamento interno. Entendamos que los peritos de tránsito terrestre son auxiliares del juez calificador, quien finalmente adjudica de manera administrativa la responsabilidad de un accidente vial.

Los peritos tienen la atribución de elaborar los peritajes, a través de un bosquejo, así como dar la orden de retirar y arrastrar los vehículos siniestrados a los patios del corralón municipal.

Quiero ser muy puntual en esto, ellos no tienen la facultad de llegar a acuerdos de manera unilateral, es decir, que el responsable de un percance se arregle con el perito en el lugar de la colisión. El reglamento establece que tanto el responsable como el afectado tienen que ser presentados ante el juez calificador, independientemente de que los participantes tengan contratada una póliza de seguros contra accidentes.

¿Cuáles serían las sanciones para aquel servidor público que no acate el Reglamento Municipal?

Quiero enfatizar lo siguiente: El alcalde Riquelme me ha instruido en aplicar de manera estricta el reglamento conforme a derecho y con respeto a las garantías de cada individuo, pero aquel servidor público que no aplique los procedimientos establecidos y caiga en irregularidades en sus funciones, será separado de su cargo y quedará sujeto a investigación, a través del departamento de Asuntos Internos.

En su caso, se le podría aplicar sanciones laborales incluso la baja definitiva de esta dependencia.