Al día se registran al menos seis accidentes

El director de Tránsito y Vialidad en Gómez Palacio indicó que ese número se incrementa en días lluviosos, puntualizó que durante el mes de julio se contabilizaron 248 percances.
Hamdan Huereca indicó que todo este tipo de problemática se puede evitar siempre y cuando, los conductores se apeguen al reglamento de vialidad.
Hamdan Huereca indicó que todo este tipo de problemática se puede evitar siempre y cuando, los conductores se apeguen al reglamento de vialidad. (Milenio Digital)

Gómez Palacio, Durango

Roberto Hamdan Huereca, director de Tránsito y Vialidad en Gómez Palacio indicó que diariamente se registran por lo menos seis accidentes, número que se incrementa en días lluviosos, los que en su mayoría han dejado solo daños materiales que repercuten en la situación económica de los responsables que no respetan los reglamentos establecidos.

Quienes son detectados en estado inconveniente pueden perder incluso su libertad de llegar a presentarse una tragedia.

El titular de la dependencia señaló que durante el mes de julio, contabilizaron 248 percances, mientras que para agosto 218, en los que los tripulantes que pasaron por alto los señalamientos y con exceso de velocidad, tuvieron que solventar los gastos por multas que son del orden de cuarenta días de salario, más daños ocasionados y de resultar lesionados otros 20 y si por alguna razón murió alguién ya el agente del Ministerio Público estipula otros 5 mil salarios y 60 más por gasto funerario.

Hamdan Huereca indicó que todo este tipo de problemática se puede evitar siempre y cuando, los conductores se apeguen al reglamento de vialidad, para circular en calles, avenidas, frente a instituciones del sector salud, educativas y periférico además de manejar a la defensiva, factores que podrían evitar los percances.

Otras personas al volante tienen la osadía de hacerlo bajo el influjo de bebidas embriagantes, lo que provoca que sus reflejos sean más lentos y no miden la distancia por lo que muy tarde se dan cuenta y ya formaron parte de una colisión donde se ven afectados en su integridad física y la de terceros.

Quienes son detectados en estado inconveniente pueden perder incluso su libertad de llegar a presentarse una tragedia, por lo que son turnados a las autoridades competentes que son quienes finalmente determinan si pasan un buen tiempo en prisión aunado a los gastos que tienen que realizar para la reparación del daño.