Traficante de totoabas deberá pagar medio millón de dólares a México

Juez ordena restituir daños a un hombre responsable del contrabando de esta especie en peligro de extinción
Totoabas
(Cortesía)

San Diego

Un hombre acusado de traficar 270 vejigas natatorias de totoaba en la frontera deberá pagar cerca de 500 mil dólares al gobierno mexicano, tras un acuerdo alcanzado en la Corte Federal de San Diego.

Jason Shun Xie, de 49 años, fue detenido el 30 de marzo de 2013 en la garita de Caléxico por contrabando de dicha especie marina en peligro de extinción, delito del que se declaró culpable meses más tarde.

Pese a que la Fiscalía pedía que se pagaran daños por 3 millones de dólares, la juez de distrito, Cathy Ann Bencivengo, fijó la cantidad de medio millón, considerando las posibilidades financieras del acusado para poder restituir los daños, informó el periódico UT San Diego.

El dinero será destinado a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en México.

De acuerdo a declaraciones hechas en la Corte, el acusado aceptó que pagaba mil 500 dólares por cada vejiga natatoria de totoaba en México y la vendía en más de 5 mil dólares en Estados Unidos.

Dicha especie es utilizada para preparar una sopa, cuyo consumo, de acuerdo a creencias chinas, funciona para incrementar la fertilidad, revitalizar la piel y mejorar la circulación.

En los últimos años, autoridades federales han detectado una "alarmante tendencia" de contrabando de totoaba en la frontera.

De febrero de 2013 a la fecha, agentes de Aduanas han decomisado más de 500 vejigas natatorias de esta especie, por lo cual siete personas han sido detenidas.