Topo Chico, un penal viejo y con sobrepoblación

En el penal, que opera desde hace casi 70 años, conviven mujeres y hombres, presos por delitos del fuero común y federal, y tiene una sobrepoblación de 21 por ciento.
Esta madrugada una riña entre dos grupos de internos desató un motín en el penal de Topo Chico.
Esta madrugada una riña entre dos grupos de internos desató un motín en el penal de Topo Chico. (Roberto Alanís )

Ciudad de México

El Penal del Topo Chico en Monterrey, Nuevo León, es uno de los más viejos del estado, construido en 1947 como una prisión para hombres, aunque actualmente tiene un área acondicionada para mujeres.

La prisión, ubicada en el cruce de las avenidas Aztlán y Rodrigo Gómez, al poniente de Monterrey, alberga a prisioneros estatales y federales, así como del fuero común.

La prisión tiene una capacidad para 3 mil 635 internos pero alberga a 3 mil 979 reos, de los cuales 3 mil 498 son hombres y 481 mujeres. La zona para mujeres tiene una capacidad para 391 personas.

En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, dijo que la sobrepoblación en el penal era casi del 100 por ciento; sin embargo un reporte de la CNDH, del 2015, señala un hacinamiento de 21.65 por ciento.

"Este penal tiene una sobrepoblación casi el 100 por ciento, es el penal más viejo que tenemos en el estado y tenemos una serie de reos federales, locales, desde el fuero común, entonces es un penal que tiene ya más de 60 años de existencia y, obviamente, lo tenemos saturado", dijo "El Bronco".

Agregó que debido a la sobrepoblación, las visitas conyugales se programan "casi todas las 24 horas" y hay 100 custodios en todo el penal.

"Las visitas conyugales se van programando y se utilizan casi todas las 24 horas, es decir, no hay un horario específico que tú puedas de cierta manera tener un control, porque sí existen horarios de visita conyugal, pero como está sobresaturado el penal (...) utilizando casi todos los días", dijo.

Una riña, en la madrugada de hoy, entre dos grupos liderados por Jorge Iván Hernández Cantú, "El Credo", y Juan Pedro Saldívar Farías, "El Z-27", en el penal de Topo Chico dejó 52 muertos y 12 heridos, cinco de ellos de gravedad.

Ésta no es la primera vez que hay una riña en ese penal, el 25 de septiembre murió en una pelea Mario Alberto Roldán Zúñiga, alias "El Fresa", de 32 años de edad, considerado como uno de los líderes de Los Zetas; además hubo otros 11 lesionados.

De acuerdo con informes de inteligencia, miembros de Los Zetas y del Cártel del Golfo se disputan el control del centro penitenciario.