Tlaquiltenango: ex esposa de alcalde, plagiaria y homicida

Enrique Alonso Plascencia visita cada semana a Laura Elena Sánchez; la última fue el 10 de enero, cuando le llevó incluso roscas de Reyes.
La mujer que fue fichada por el asesinato de una niña de 11 años.
La mujer que fue fichada por el asesinato de una niña de 11 años. (Especial)

Morelos

Cuando el presidente municipal de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia, enumeró sus argumentos para despreciar el mando único por supuestas irregularidades y abusos policiacos, y aseguró “estar limpio” pese a haber sido señalado como responsable de tráfico de personas en 2009, nunca reveló que visita en una cárcel local a una mujer identificada como su ex esposa, sentenciada por homicidio calificado y secuestro.

Información obtenida por MILENIO indica que Alonso Plascencia también visitará este año de forma semanal a dicha mujer en la cárcel distrital de Jojutla, según el permiso solicitado a los responsables civiles de dicho centro de reclusión, en el que estuvo la última vez el pasado 10 de enero, cuando llevó roscas de Reyes para participar en un festival infantil.

El alcalde es señalado por el gobierno de Morelos de estar relacionado con el crimen organizado e incluso de ser su vocero.

El gobernador, Graco Ramírez decretó la instalación del mando único en 15 municipios de la entidad, incluido Tlaquiltenango, pero el alcalde continuó en rebelión.

Horas después de la expedición del decreto, Plascencia anunció que solicitó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación la anulación de la medida, pero también una controversia constitucional, pues considera que el mando único es una intromisión gubernamental que viola la Constitución. El primer recurso le fue negado, en tanto que el segundo está pendiente.

Al presentarse ante los medios de comunicación, Enrique Alonso no solo se dijo víctima del gobernador Graco Ramírez, sino que también lo responsabilizó de su integridad.

Rechazó nexos con la delincuencia organizada y dijo que los señalamientos como tratante de personas en Chiapas en 2009 fueron parte de una negativa a ser extorsionado por elementos federales, quienes le fabricaron el delito, del cual salió absuelto.

Reiteró que su negativa a mantener el mando único deriva de la inconformidad de la sociedad a tolerar arbitrariedades y abusos, y no porque busque alejar la ley de su municipio.

El pasado lunes, el alcalde expulsó de Tlaquiltenango a los comandantes del mando único, y reiteró no tener relación con grupos criminales.

EL EXPEDIENTE

En contraste a los argumentos del alcalde, MILENIO tuvo acceso a información oficial que revela que Plascencia visita en la cárcel a Laura Elena Sánchez Guzmán, identificada como su ex esposa, quien fue sentenciada el 29 de septiembre de 2008 a 45 años de prisión.

Según el expediente 95/2006, la mujer fue llevada a prisión luego de asesinar a una menor de 11 años.

Las investigaciones indican que Sánchez Guzmán, oriunda de Zacatepec, fue detenida junto a un hombre identificado como Imer Nieto Catalán, a quien en aquel momento se le ubicó como su pareja sentimental.

Ambos fueron acusados de secuestrar y asesinar a la niña, tras haber solicitado a la madre de ésta 250 mil pesos por su liberación, ya que mantenían una deuda por dicha cantidad con la señora, según la averiguación JO/12ª/1403/06-07.

La niña fue sustraída de su casa por Laura Elena, quien la llevó a un hotel, donde la asesinaron.

Sánchez Guzmán se encuentra presa en la cárcel distrital de Jojutla, municipio conurbado al de Tlaquiltenango, el cual preside Enrique Alonso Plascencia.

El actual alcalde fue uno de los más de 700 aspirantes a un puesto de elección popular que el PRD investigó en 2015 y que semanas después nominó, pese a sus antecedentes criminales.

Alonso siempre quiso ser alcalde del municipio sureño por el PRD. Dos dirigentes de ese partido lo cobijaron y permitieron su nominación: Abel Espín, en 2012, y Rodrigo Gayosso, en 2015. En la primera ocasión perdió, pero en 2015 se impuso en las urnas.

El munícipe fue buscado de forma insistente vía telefónica, al número proporcionado a MILENIO para conocer su versión, pero fue imposible contactarlo.

:CLAVES

EL CABILDO DECIDIRÁ

Irma Camacho, alcaldesa de Temixco, dijo desconocer si había un acuerdo entre su antecesora, Gisela Mota, y el comisionado Alberto Capella sobre el mando único.

Sin embargo, puntualizó que será el cabildo el que decida el modelo de seguridad a implementar en el ayuntamiento “y vamos a tomar la mejor decisión”, garantizó.

La presidenta municipal ofreció a Juanita Ocampo, madre de Gisela, formar parte del gobierno local, lo que la señora rechazó al argumentar falta de diálogo por parte de la alcaldesa.