CRÓNICA | POR REDACCIÓN

Tirso y El Chapo: paralelismos

La captura de Loera se difunde en medios norteamericanos.

La captura del Chapo se da apenas 20 días después de la captura de Tirso, en León; sus arrestos son en el mismo mes de 2014, sin disparo alguno.

León, GTO.

La captura del Chapo se da apenas 20 días después de la captura de Tirso, en León.

No pasó ni un mes desde la captura de Tirso Martínez Sánchez, cuando las autoridades agarraron a otro pez gordo, al más buscado, al capo de capos.

La detención de Tirso se hizo sin un solo disparo al igual que la del “Chapo”.

A ambos se les ubicó en un departamento y sus fichas de captura coincidirán para la historia en el mes y el año.

El Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam dijo que la captura de Guzmán Loera es el objetivo número 75 de los planeados por el gobierno federal, con seguridad Tirso le precede en la lista. A los dos capos se les seguía la pista muy de cerca. Con su gente allegada, con sus movimientos tácticos, con sus aficiones.

En las dos detenciones hubo colaboración de agencias de Estados Unidos con los organismos mexicanos. La Agencia Antinarcóticos (DEA, por sus siglas en inglés) los tenía en su lista de los más buscados  y aunque no es parte de su protocolo emitir declaraciones, con certeza estarán complacidos.

Y ya han cambiado la apuesta, ahora los cinco millones de dólares se ofrecen por la cabeza de Rafael Caro Quintero. En esa lista se mantiene el sinaloense Vicente Carrillo Fuentes.

Ambas capturas son producto de estrategias bien trabajadas, coordinadas desde semanas o meses previos. Operaciones quirúrgicas que solo se supieron hasta que fueron confirmadas por las propias autoridades.

Murillo Karam dijo que entre el 13 y el 17 de febrero se ubicaron casas conectadas por túneles donde se escondía y desplazaba Guzmán.

Al gallero lo atraparon en León a principios del segundo mes, pero a diferencia del capo más buscado aquí sí se dio a conocer con un gran impacto mediático.

En ambos casos se reveló que estarán internados en las instalaciones del Centro Federal de Readaptación Social Número 1, mejor conocido como Altiplano, en el Estado de México.

A Tirso Martínez Sánchez, alias “El Futbolista” se le relaciona con el Cártel del Norte del Valle del Cauca, una poderosa organización de Colombia de los años noventa.

Los mellizos Múnera habrían hecho negocios con el jalisciense. El Chapo también tejió importantes redes internacionales y por eso los dos “peces gordos” son reclamados por el gobierno de Estados Unidos. Detrás de ellos andaba la DEA, el FBI, el ICE y hasta el IRS (La dependencia recaudadora de impuestos).

En el caso de Guzmán Loera los persecutores no solo eran del vecino país del norte, también le seguían los pasos en Europa, Asia y Oceanía.

A pesar de su récord, Tirso o “El Centenario” no era un rostro popular, quizás por ello no retumbó tanto su captura. En eso es totalmente distinto al de Badiraguato.

Todos los medios de noticias han estado reproduciendo información de este último con análisis en mesas de expertos y cronologías de cómo fue agarrado.

El corrido de la captura del “Chapo” ya comienza a circular en internet y las teorías de lo que habrá de ocurrir se “venden” al mayoreo. Otro medidor de popularidad son los “memes”, pequeños chistes visuales que circulan por redes sociales. Del “Chapo” ya hay decenas, de “Tirso” ninguno.

En Mazatlán los curiosos están yendo al hotel donde se dijo que ocurrió la captura, aquí en León no podemos ni ubicar un lugar para la foto del recuerdo.