Tiroteos le cuestan la vida a 3 hombres

En los dos casos, elementos del Ejército se encargaron de resguardar las zonas y uno de los supuestos delincuentes fue abatido por los militares.

Guadalajara

Tres personas murieron, una de ellas abatida por elementos del Ejército en dos tiroteos que se registraron ayer, en diferentes puntos de Jalisco.

Soldados se enfrentaron a balazos con gente armada que andaba por las brechas del municipio de San Martín Hidalgo, en la región Valles, y una persona resultó muerta en la balacera.

El tiroteo se suscitó aproximadamente al mediodía de este sábado cerca del crucero de Santa María, en la curva conocida como El Moral, según datos proporcionados por las

autoridades municipales.

Uno de los sospechosos que intercambiaron disparos con los elementos del Ejército Mexicano fue abatido por los militares, según las primeras versiones.

El nombre del fallecido no pudo ser proporcionado por las autoridades, ya que no se localizaron credenciales entre sus pertenencias y tampoco fue reconocido por nadie del lugar.

Según fuentes de la Fiscalía General del estado, por parte de la corporación no hubo intervención en los hechos ni fueron requeridos para las averiguaciones en el lugar, pues los soldados se estaban encargando del asunto.

No se dio a conocer si la gente armada pertenecía a algún grupo delincuencial, ni tampoco si fue capturado alguno de los involucrados en la balacera.

Mientras que a las 14:20 horas de ayer se registró otro enfrentamiento entre grupos armados en los límites entre Jalisco y Michoacán donde murieron dos personas y dos más resultaron heridas.

El Ejército Mexicano también se encargó de resguardar la zona.

Fuentes policiales indicaron que la balacera ocurrió en las cercanías del rancho El Travesaño, en el municipio de Jilotlán de los Dolores.

De acuerdo con fuentes extraoficiales, se cree que estarían involucrados miembros del grupo Los Caballeros Templarios y de las guardias comunitarias de la zona, aunque las investigaciones se mantienen abiertas, pues el tiroteo sucedió en los límites con el municipio de Peribán de Ramos, Michoacán.

Hasta la tarde, los soldados custodiaron la zona donde quedaron los dos cadáveres y los indicios del enfrentamiento en tanto se definía si los agentes ministeriales de Jalisco se harían cargo de tomar conocimiento de los hechos o lo harían las autoridades michoacanas