Templarios cobraban 10% a alcaldes de Michoacán

Los alcaldes de Tepalcatepec, Chinicuila, Coalcomán, Tingüindín y Parácuaro admitieron que los narcos los obligaban a entregarles el 10% del dinero que recibían del gobierno federal.
Guillermo Valencia
El alcalde Guillermo Valencia admitió haber sido extorsionado por templarios

Ciudad de México

Los alcaldes de Tepalcatepec, Chinicuila, Coalcomán, Tingüindín y Parácuaro admitieron que Los Caballeros Templarios los obligaron a entregarles 10 por ciento del dinero que recibían del gobierno federal.

Según el diario español El País, los narcos obligaban a los presidentes municipales a "contratar a las empresas que ellos elegían e incluso a meter en nómina a personas vinculadas con el cártel".

Entrevistado por ese periódico, el alcalde de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, aseguró que "era víctima de extorsión, como todos mis compañeros presidentes".

"Ellos (Los Caballeros Templarios) tenían personas que mandaban por el recurso y si uno se retrasaba te amenazaban. La cantidad dependía de los recursos federales enviados al municipio. En Tepalcatepec son 5.3 millones de pesos al año. De eso se llevaban el 10%.

"No lo he dicho antes pero incluso cuando ya no estaba en Tepalcatepec seguí siendo sujeto de extorsión por el simple hecho de ser presidente. Estaba amenazado, era mi seguro de vida para poder vivir. Ahorita ya no. A partir de que está la Federación hay seguridad y no solo en Tierra Caliente (la región michoacana que concentra el conflicto), también en Morelia", dio a conocer el presidente municipal a ese rotativo.

El alcalde de Chinicuila, Justo Virgen, afirmó que Los Templarios les decían "hasta dónde debíamos de comprar la papelería", mientras que el presidente municipal de Coalcomán, Rafael Martínez, dijo que los narcotraficantes obligaban a su administración a comprar "todo" en Apatzingán.

Por su parte, la alcaldesa de Parácuaro, Lucila Barajas, también denunció el cobro de extorsión, además del presidente de Tingüindín, Fernando Pulido Maciel, quien explicó que en los últimos 12 meses pagó por lo menos 300 mil pesos a Los Caballeros Templarios.

De acuerdo con los alcaldes entrevistados por ese medio, "el dinero provenía del Fondo 3 para la Infraestructura Social. El 10% de esos fondos, que se debían dedicar al mantenimiento del alcantarillado local, la sanidad, la mejora de caminos, terminaron en manos del narcotráfico michoacano".