'Templarios' o 'La familia', tras asesinato de edil de Pungarabato

Las autoridades federales siguen dos líneas de investigación sobre que integrantes de La Familia michoacana o de Los caballeros templarios son los autores del homicidio de Ambrosio Soto.
Em junio pasado denunció que se encontraba amenzado.
Desde el 20 de noviembre de 2015, 40 agentes federales fueron enviados a Pungarabato para fortalecer la seguridad del municipio, de los cuales cuatro estaban comisionados como escoltas del alcalde. (Héctor Téllez)

México

Los grupos criminales de La Familia michoacana o de Los caballeros templarios, están detrás del homicidio de Ambrosio Soto Duarte, alcalde de Pungarabato, Guerrero, revelaron funcionarios de primer nivel del gobierno federal que siguen de cerca la investigación que está en manos de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán.

Los funcionarios confiaron a MILENIO que cuentan con dos líneas para presumir que una célula de La Familia michoacana, liderada por Johnny Hurtado Olascoaga, El Pez o El Pescado, o de Los caballeros templarios, que dirigen Rodolfo Maldonado Bustos y/o José Pineda Pineda, Don José, y Salvador Navarro Peñaloza, El Zarco, en la Tierra Caliente, perpetraron el crimen.

Lo anterior se cree, debido al compadrazgo que Soto tenía con Raybel Jacobo de Almonte, El Tequilero, líder del grupo delictivo Los Tequileros.

Pese al lazo de amistad, dejaron claro, no hay algo que involucre al edil con la delincuencia organizada.

El pasado 8 de julio Soto pidió el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto, tras el asesinato de su primo y chofer Sebastián Soto Rodríguez, cuyo cuerpo fue localizado el 5 del mismo mes en el basurero municipal de Cutzamala.

El tuit decía:

“Mataron a mi primo, estoy amenazado por la delincuencia organizada. Ya es hora de actuar señor presidente @EPN.#TierraCaliente lo necesita”, escribió en su cuenta @BOCHOSOTO1.

La Secretaría de Gobernación lamentó el fallecimiento del político perredista y prometió que colaborará con las pesquisas.

“Esta dependencia señala que, conforme a sus facultades, coadyuvará con las investigaciones que realice el gobierno de Guerrero para ubicar a los responsables de estos lamentables sucesos”, señaló la Segob en un comunicado, donde subrayó que dos policías federales que resguardaban al funcionario resultaron lesionados.

La dependencia que encabeza Miguel Ángel Osorio puntualizó que Soto contaba con protección de la Policía Federal derivado de las solicitudes que realizó.

Desde el 20 de noviembre de 2015, 40 agentes federales fueron enviados a Pungarabato para fortalecer la seguridad del municipio, de los cuales cuatro estaban comisionados como escoltas del alcalde.

Lineas vs. crimen organizado

De acuerdo con información proporcionada por los funcionarios federales, una de las líneas apunta a que El Pez  puede estar detrás del atentado, ya que también mantenía una relación de amistad con Soto, pues así lo documentaron los órganos de inteligencia en abril del presente año.

Se tiene conocimiento de que Olascoaga disputa a Raybel Jacobo, El Tequilero, compadre de Soto, el control de la región de Tierra Caliente.

La rivalidad entre ambos criminales nació por el control del municipio de Valle de Bravo, Estado de México, donde El Pez perpetró varios secuestros que provocaron que las autoridades mexiquenses demandaran la intervención de la Gendarmería, división de la Policía Federal que arribó a la zona en agosto de 2014.

Johnny Olascoaga, quien lidera la organización junto con su hermano Alfredo, El Fresa, también es mencionado en una averiguación previa de la Procuraduría General de la República por presuntamente tener negocios con el empresario Carlos Ahumada Kurtz, en minas que se localizan en Guerrero.

Indicaron que la información obtenida por los órganos de inteligencia también menciona que en abril de este año, Abraham Soto, hermano de Ambrosio, supuestamente comentó que el edil designó a María Concepción Negrete Maldonado tesorera del ayuntamiento, con la intención de llevar a cabo sus funciones de manera segura, mediante acuerdos de no agresión con José Pineda o Rodolfo Maldonado Bustos, Don José, líder de los templarios en Pungarabato y Cutzamala de Pinzón, Guerrero, así como en San Lucas, Michoacán.

Las últimas amenazas contra Soto provenían directamente de Don José, y de Salvador Navarro Peñaloza, El Zarco, líderes templarios que “son el azote en Tierra Caliente”, expresaron.

Contra los citados delincuentes existen órdenes de aprehensión libradas por jueces federales, las cuales fueron solicitadas por la Unidad Especializada en Investigación de Secuestros de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República.

Don José y El Zarco, detallaron, tienen sus orígenes en La Familia Michoacana bajo las órdenes de Gregorio Abeja Linares, El Güero Abeja; tras la escisión del grupo delictivo, se aliaron con Los templarios, donde obtuvieron liderazgo y han peleado contra Guerreros Unidos, concretamente con los hermanos Toribio Rentería, estos últimos que se han visto disminuidos por las detenciones de su líder, Clotilde Toribio, El Tilde, y Sóstenes Toribio, lo que le ha permitido a La Familia controlar parte de Tierra Caliente en Michoacán y Guerrero.

También se cuenta con información de que en febrero del presente año, el presidente municipal manifestó que Don José lo amenazó para que cumpliera con los acuerdos económicos.

Ese mismo mes, en el acceso principal del palacio municipal de Pungarabato se localizó una hoja blanca con un mensaje que aludía a una supuesta intención de privar de la libertad a Soto.

El texto señalaba: “El primo de Luzio Jaymes lo conocen por Harandu, ellos fueron los que hacesinaron ha Miguel Borja y ahora ce llebaron a Gustabo Borja. Ya hora ce quieren llebar ha el precidete Anbrocio Soto Duarte” (sic).