Tatuador abusa sexualmente de clienta de sólo 12 años

Una joven acudió a un Centro Comercial de Río Churubusco en busca de una pieza de perforación y el vendedor la atacó sexualmente.
El encargado de la tienda de tatuajes amenazó a la joven para no pedir ayuda.
El encargado de la tienda de tatuajes amenazó a la joven para no pedir ayuda. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Un juez de control vinculó a proceso a un hombre de 30 años de edad, por su probable responsabilidad en el delito de violación, en agravio de una menor de 12 años.

De acuerdo con los datos asentados en la carpeta de investigación, el pasado 5 de noviembre la agraviada acudió a un local dedicado a la elaboración de tatuajes, ubicado en una plaza comercial localizada sobre la avenida Río Churubusco en busca de una pieza de perforación.

Ahí, el dependiente le dijo que entrara al comercio para mostrarle la mercancía, pero una vez adentro bajó la cortina a la mitad, aventó a la adolescente a un sillón y la amenazó con golpearla si hacía algo. Ella trató de salir pero el agresor le impidió el paso y la volvió a arrojar contra el asiento.

El hoy detenido procedió a quitarle la ropa y la agredió sexualmente, a pesar de que la joven trató de defenderse. En esos momentos escucharon que la madre de la afectada la llamaba por su nombre.

Acto seguido, el probable agresor le dijo a la menor que no saliera hasta que se fuera su progenitora, no obstante, logró soltarse, se asomó por debajo de la cortina del establecimiento y llorando le pidió ayuda a su familiar, que al enterarse de lo sucedido solicitó al policía del centro comercial que detuviera al imputado.

El hombre fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales.

Luego de ser evaluada, el perito en psicología determinó que la víctima presentaba sintomatología de haber sufrido una agresión sexual, mientras que el médico legista le encontró signos de violación.

Durante su trabajo, la Policía de Investigación (PDI) logró establecer que el detenido tiene antecedentes penales por abuso sexual en 2007, en agravio de otra menor de edad.

El pasado 7 de noviembre se celebró la audiencia inicial, donde el juzgador calificó de legal la detención del imputado y le impuso, como medida cautelar, prisión preventiva oficiosa en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, dando un plazo de dos meses para cerrar las investigaciones.


ERM