PGR y EAAF: diferentes tareas y áreas de acción

La procuraduría es la autoridad responsable de la indagatoria y no la limita a la esfera pericial, que es la fortaleza de los sudamericanos.
Jesús Murillo Karam fue procurador general de la República de 2012 a 2015. El 7 de noviembre de 2014 desató críticas en su contra por decir “Ya me cansé” cuando daba una conferencia sobre la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa. La frase fue retomada por usuarios en redes sociales para expresar indignación contra el gobierno federal.
Jesús Murillo Karam, titular de la Procuraduría General de la República. (Javier Ríos)

México

la Procuraduría General de la República (PGR) y el equipo forense de Argentina mostraron, a través de sendos comunicados, posturas encontradas sobre el caso Iguala. Con la intención de comprender mejor peso y contexto de sus declaraciones, MILENIO desglosa su participación en la investigación.

Autoridad titular

Sobre la desaparición de normalistas, la PGR es la autoridad federal responsable de la investigación y esclarecimiento. El trabajo lo realiza un Ministerio Público y abarca las esferas penal, judicial y pericial, por lo que no se limita a esta última, que sí es la fortaleza del equipo argentino.

No obstante, en este punto la PGR mejoró su infraestructura tras recibir asesoría de Estados Unidos para modernizar esa área, compuesta por peritos con 26 especialidades, en las que participan médicos, químicos, abogados, médicos veterinarios, biólogos, psicólogos, antropólogos, odontólogos, ingenieros, arquitectos y contadores. También cuenta con 11 especialidades técnicas, entre los que se encuentran grafóscopos, dactiloscopistas, fotógrafos forenses y traductores.

La procuraduría es la única responsable de las diligencias ministeriales, por eso es la única que puede encabezar los trabajos en el basurero de Cocula y el río San Juan, Guerrero, a fin de buscar pruebas para la indagatoria.

En la diligencia de la periferia del basurero de Cocula, únicamente fueron requeridos peritos en materia de balística. En la del río San Juan solo participaron buzos de la Marina (quienes hallaron los restos humanos de las bolsas negras), así como fiscales y personal que resguardó la zona como parte de la cadena de custodia, que es también parte de las pruebas ministeriales.

La PGR asegura que el Ministerio Público federal ha efectuado 487 peritajes en 26 especialidades. De éstos, el Equipo Argentino de Antropología Forense, en su calidad de coadyuvante, solo participó en aquellos relacionados con su especialidad: antropología, criminalística y genética.

Dichos dictámenes, refiere la dependencia, no le han sido entregados, por lo que no forman parte del expediente de 85 tomos y 13 anexos que incluyen las confesiones y declaraciones de delincuentes que, se presume, fueron los responsables de asesinar y quemar los cuerpos de los estudiantes.

Organismo coadyuvante

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) es un grupo multidisciplinario reconocido a escala mundial por su trabajo de 40 años en más de 30 países donde se han registrado casos de desaparición forzada. Resolvieron los de las Abuelas de Mayo tras la dictadura argentina y encontraron e identificaron los restos del Che Guevara en Bolivia.

Se conforma por un prestigiado grupo de especialistas en ciencias antropológicas y forenses, quienes exhuman y estudian —en todas sus vertientes— esqueletos y cuerpos sin identificar para descubrir su identidad y causa de muerte, principalmente para "restituir los restos de las víctimas a sus familiares y comunidades, y presentar los hallazgos y evidencias a las instancias judiciales y ámbitos de investigación correspondientes", indica su página web.

Trabajan a petición "de organizaciones de derechos humanos locales e internacionales, sistemas judiciales nacionales e internacionales, tribunales y comisiones especiales de investigación, como comisiones de la verdad", explica.

Se financian con recursos propios producto de donaciones de ONG e instituciones internacionales, como la procuraduría de justicia de Chihuahua, México; la Fundación Ford y las embajadas de Suiza y Países Bajos.

El EAAF se integró al caso Iguala, con el visto bueno de la PGR, a petición de las familias de los normalistas. Trabajó en los municipios de Iguala y Chilpancingo bajo la batuta de la argentina Mercedes Doretti, quien tiene el grado de investigador senior en la oficina del grupo en Nueva York.

Acreditaron ante la PGR a especialistas en antropología, criminalística y genética, quienes investigan la escena del crimen y recuperan evidencia. En su boletín, los argentinos precisan que a la procuraduría le faltó rigor científico en la investigación pericial, la cual no ha concluido.

Faltan meses para finalizar su trabajo, advierte, porque tan solo en el basurero de Cocula, dividido por cuadrículas para su análisis, ha analizado apenas 30 de 132. El EAAF no ha terminado aún el trabajo que inició en México en 2011 y 2013 en Tamaulipas y Chiapas. Cada una de estas investigaciones, explica en su web, es minuciosa y lleva tiempo, por lo que solo han publicado los resultados de su investigación por los feminicidios en Ciudad Juárez, Chihuahua.