Tardan cuatro años en echar a policías de Veracruz reprobados

Quieren liquidar a 250, dicen uniformados; son solamente 75, aseguran autoridades.

México

El gobierno de Veracruz ha mantenido en funciones a elementos de la Policía Estatal que reprobaron los exámenes de control de confianza desde hace cuatro años, y hasta ahora comenzaron a solicitarles su renuncia.

Esta situación comenzó con los uniformados asignados a los penales de la entidad, quienes aseguraron que no fueron notificados de los resultados.

De acuerdo con custodios, hasta el momento 250 efectivos estatales han sido llamados por funcionarios de la Dirección de Prevención y Readaptación Social del Estado para que firmen su renuncia a cambio de un mes de salario como finiquito, que en promedio asciende a 5 mil 200 pesos.

Esto, a pesar de la antigüedad que posean los uniformados, quienes denunciaron que en caso de no aceptar estos términos laborales para darlos de baja, autoridades del estado los amagaron con no otorgarles ningún recurso que por ley les corresponda.

"Cuando cuestionamos por qué después de tantos años que presentamos el examen —hay gente que tiene cuatro años que hizo el último— hasta ahora nos dicen que no lo pasamos y nos responden que a lo mejor el director tuvo archivado el resultado todo este tiempo y apenas lo vio", refirió un custodio.

Los elementos que han sido notificados de este hecho cuestionaron que los exámenes de control de confianza sea el motivo para esta "limpia" que iniciaron en la corporación, y consideraron que en realidad se derivó de la desaparecieron de cinco jóvenes en el municipio de Tierra Blanca por policías estatales.

La Dirección General de Prevención y Reinserción Social confirmó que se ha comenzado este proceso; sin embargo, aseveró que se trata de 75 custodios y no 250.

Aunque reconoció que hay algunos casos de custodios que desde hace cuatro años reprobaron esta evaluación y que "apenas se recibieron las notificaciones".

Justificó que la "tardanza" en sustituir a los uniformados es porque el relevo se trata de personal egresado y certificado de la academia policial de la entidad.

Además, aclaró que no todos los custodios serán despedidos, pues buscarán reubicar a algunos "en otras tareas y en áreas sin riesgo, ya que la idea es que, en la medida de lo posible, conserven su empleo".

Juan Antonio Nemi, secretario Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, puntualizó: "Si para un policía se requiere confiabilidad, para un custodio se requiere el triple por la responsabilidad que tiene y la naturaleza de sus funciones. En mi opinión no se puede utilizar el mismo criterio de evaluación de confianza de un custodio que de un policía preventivo.

"En el caso de los penales, hay protocolos muy rigurosos de operación que, si se aplican, son independientes de la calidad moral o de la eficacia de los custodios".

Explicó que en el caso de mandos de alto nivel se tienen que presentar estas pruebas de control de confianza ante la Federación; mientras que el resto de personal, como custodios, es evaluado por el gobierno de Veracruz.

Un estudio de la organización Causa en Común, encabezada por la activista María Elena Morera, reveló que 34 por ciento policías y mandos de la corporación estatal no aprobaron los exámenes de control de confianza y se mantienen en activo.

El secretario de Seguridad Pública estatal, Arturo Bermúdez Zurita, reconoció que durante la presente administración el Centro de Evaluación y Control de Confianza analizó el perfil de 7 mil policías estatales, de los cuales 3 mil 900 lo reprobaron y fueron dados de baja.

Al respecto, el senador del PAN y presidente de Comisión de Justicia, Fernando Yunes, planteó que la certificación "generalmente se empieza de abajo para arriba y en este caso se tiene que empezar al revés".