Galindo: en Tanhuato hubo enfrentamiento, no ejecución

El comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, aseguró que la corporación no tiene "una filosofía de desquite" y que el despliegue del viernes fue una acción de inteligencia.
Enrique Galindo, comisionado de la PF; José Francisco Morales, general de la XXI Zona Militar, y Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad.
Enrique Galindo, comisionado de la PF; José Francisco Morales, general de la XXI Zona Militar, y Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

En el enfrentamiento ocurrido en Tanhuato, Michoacán, el viernes pasado, no hay características de ejecuciones, coincidieron el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, y el comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido.

Enrique Galindo aseguró que la balacera del viernes en el rancho El Sol, que dejó un saldo de 43 personas muertas, entre ellas un policía, fue un enfrentamiento demostrado y claro.

El funcionario negó categóricamente que los policías hayan ejecutado a los presuntos miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

"No hay una sola ejecución, lo digo categóricamente", dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

Explicó que la acción de la Policía Federal fue de inteligencia y que cuando los policías llegaron al rancho, los presuntos integrantes del cártel de Jalisco decidieron enfrentarlos en lugar de rendirse.

"En ningún momento deciden rendirse ni dejar de disparar, sino por el contrario, enfrentar a la Policía", dijo. "Este grupo arteramente se defiende, dispara al helicóptero, dispara a las personas".

El comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido, aseguró, en entrevista con Adela Micha en Grupo Imagen, que no hay características de ejecuciones.

Explicó que a 41 de los 42 policías federales desplegados para atender la denuncia de los dueños del rancho El Sol, de que la propiedad había sido tomada por hombres armados, se les aplicó pruebas de radisonato de sodio y de Walker para medir la distancia de los tiros.

"(Los tiros) se realizaron a distancia considerable de donde se encontraron los cuerpos", dijo Rubido.

Señaló además que "desde el mismo viernes y a petición expresa de nosotros, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Comisión Estatal de Derechos Humanos estuvieron acompañándonos en el lugar".

- ¿No hay ninguna característica de ejecuciones en Tanhuato?

- Definitivamente no, las circunstancias se dieron como las estamos platicando.

"PF no tiene filosofía de desquite; cumple con protocolos"

El comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, aseguró que en casos como el del operativo del viernes, la corporación cumple con protocolos y que lo primero que hace es invitar a los agresores a que bajen sus armas y se entreguen.

"La Policía Federal no tiene una filosofía de desquite, es una acción de inteligencia, de trabajo de persecución; sin miramiento, los grupos de la delincuencia organizada enfrentan a la Policía".

Afirmó que las fuerzas federales están entrenadas sobre el uso de armas y tienen una capacitación para desplegarse y saber defenderse y protegerse.

Dijo que los presuntos miembros del cártel de Jalisco "no se midieron para disparar; tuvieron la decisión de enfrentar a la Policía de manera frontal y esa es la consecuencia".

Explicó que el viernes, hubo una primera incursión de la Policía Federal con 41 elementos, en no más de ocho vehículos, en su mayoría blindados, además participó un helicóptero, y que este primer enfrentamiento dura aproximadamente una hora.

Posteriormente, dijo, llegaron unos 60 policías más como refuerzo. Explicó que en el lugar esperaban encontrar un grupo de entre 60 y 70 personas.

Confirmó que los tres detenidos en la balacera del viernes fueron reclutados por el cártel hace unas semanas, como lo publicó hoy MILENIO.

"Deja ver un reclutamiento de algunas personas que no tienen experiencia en el manejo de armas, pero están convencidos de lo que están haciendo, enfrentaron a la Policía, enfrentaron al Ejército", dijo.

Dijo que cuando la Policía llegó al rancho, "ellos estaban descontrolados, desorganizados; sin embargo, sí disparan, hay tiros percutidos de alto poder, la calibre 50 que es un arma muy poderosa.

Enrique Galindo afirmó que el grupo de presuntos delincuentes que se resguardaban en el rancho El Sol, deambulaba de una propiedad a otra y tenían pocos días en ese lugar.