En Tamaulipas y Coahuila, 52% de armas decomisadas

La SEIDO cuenta con una base de datos para rastrear, con apoyo de la ATF estadunidense, las rutas del tráfico ilegal del arsenal ligado a la delincuencia organizada, precisa la dependencia
Archivo Milenio
(Archivo)

México

La mitad de las armas de fuego que han sido aseguradas por la Procuraduría General de la República en la actual administración fueron incautadas en los estados de Tamaulipas y Coahuila, donde operan principalmente Los Zetas y el cártel del Golfo.

De acuerdo con un informe de la dependencia, la mayoría de las armas decomisadas a la delincuencia organizada por parte de la Policía Federal Ministerial corresponden a los calibres .223 o AR-15, así como 7.62 o AK-47, también conocido como cuerno de chivo.

Al menos 415 armas de fuego han sido aseguradas por la PGR y 52 por ciento de éstas fueron halladas en Tamaulipas y Coahuila; por incidencia le siguieron Michoacán y el Estado de México.

El reporte indica que 82 por ciento son cortas, en tanto que predominaron las de calibre nueve milímetros, seguidas de las de calibre .38 y en tercer lugar el .45

En cuanto a las granadas fueron incautadas al menos 37, de las cuales 49 por ciento correspondieron a 40 milímetros (para lanzagranadas) de diferentes tipos, en segundo lugar fueron aseguradas minas antipersonales que representan 24 por ciento.

Mientras que las granadas de mano o fragmentación 22 por ciento y cinco por ciento corresponden a incautaciones de granadas de manufactura artesanal.

La PGR señaló que la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO) construyó una base de datos con el armamento asegurado, a fin de realizar un análisis y diagnóstico periódico, con lo que “se han fortalecido las investigaciones”.

Las armas que investiga la SEIDO son únicamente aquellas vinculadas con el crimen organizado. La base de datos cuenta al menos con 6 mil 623 armas registradas, todas en proceso de investigación.

Con el apoyo del Buró de Alcohol, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) de Estados Unidos se rastrearon 100 por ciento de las mismas.

La sistematización se realiza bajo las premisas de incidencia de aseguramientos en determina zona del país; tipo de armamento que se decomisada en una región específica y el vínculo entre lo asegurado con algún grupo criminal.

“La sistematización de la información respecto a las armas aseguradas contenida en las investigaciones hace posible conocer las tendencias y rutas de tráfico ilícito, lo que beneficia la calidad de las investigaciones durante las entrevistas a sospechosos y otras diligencias”, sostiene la PGR.