Suspende Cué a 16 de 350 amotinados

Jeyco Pérez, vocero de los inconformes, y un agente que disparó ebrio contra estudiantes de la Normal de Tamazulapam, entre los sancionados.
Los policías en un comedor luego de regresar a las labores de vigilancia en Oaxaca y llegar a un acuerdo con las autoridades.
Los policías en un comedor luego de regresar a las labores de vigilancia en Oaxaca y llegar a un acuerdo con las autoridades. (Arturo Pérez)

Oaxaca

El gobierno de Oaxaca decidió suspender a 16 de los 350 policías estatales que hasta ayer entregaron el cuartel de Santa María Coyotepec, donde permanecían amotinados.

Víctor Alonso Altamirano, encargado del despacho de la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, explicó que la División de Asuntos Internos se hará cargo del inicio del procedimiento sancionador contra los 16 agentes, señalados de insubordinación y de generar caos dentro del cuartel.

Entre los suspendidos se encuentra Jeyco Pérez, vocero de los policías en paro, quien reprobó los exámenes de control y confianza.

También está un agente que enfrentaba el proceso de baja por haber disparado ebrio contra un grupo de estudiantes de la Normal Rural de Tamazulapam.

La suspensión de los policías se dio un día después de que un grupo de aproximadamente 350 se mantuvo en paro y amotinado en el cuartel, pese al ultimátum que les dio el gobierno de Oaxaca para retornar a laborar a más tardar a las 14 horas del martes.

Sin embargo, por la noche de ese día los paristas anunciaron su decisión de entregar las instalaciones en un acto con autoridades estatales y mandos de la corporación.

Miguel Ángel Muñoz Navarro, vocero del gobierno estatal, anunció que aceptaban la propuesta e incluso ofreció que no habría represalias contra los policías.

LA COMISIÓN

Ayer una comisión interinstitucional encabezó la entrega- recepción del cuartel, luego de 18 días de paro.

La comisión estuvo encabezada por el subsecretario de Gobierno, Jorge Ruiz; Jorge Eduardo Cano Altamirano y Ramón Barrón Rojo, representantes de la Policía Federal, así como del notario público Fortino Figueroa y Víctor Alonso Altamirano.

Este último informó que los uniformados retomarán sus actividades inmediatamente y anunció la suspensión de 16 elementos.

Previo a la llegada de la comisión, los policías amotinados limpiaron el cuartel, quitaron barricadas, retiraron pancartas y piedras, además de vallas metálicas.

Los funcionarios de la comisión inspeccionaron las instalaciones y verificaron que el almacén de armas se encontraba sellado, mientras peritos y agentes del Ministerio Público retiraron tres vehículos que los amotinados utilizaron para obstruir el paso al cuartel.

El gobernador Gabino Cué afirmó que revisarán el expediente de los 16 policías suspendidos para establecer por qué no pasaron los exámenes de confianza.

En entrevista se manifestó por cambiar el proceso de admisión policiaca, a fin de que sean revisados los perfiles de quienes aspiren a ingresar a la corporación.

Garantizó que respetarán los derechos humanos de los elementos que participaron en el paro, quienes tendrán garantizado su derecho de audiencia para presentar sus alegatos.

Confirmó que no se pagará la primera quincena de febrero a quienes participaron en el paro y la toma del cuartel. “Sigue en pie que no hay pago a los trabajadores que participaron en el paro”, reiteró.