Supuestos 'templarios' piden pruebas a 'Cocoa'

Tito Fernández, líder del grupo Michoacanos por la Paz, acusa a Luisa María Calderón de estar ligada con 'autodefensas' estatales.
El abogado Hernán Gómez y el líder de la agrupación.
El abogado Hernán Gómez y el líder de la agrupación. (Mónica González)

México

Tito Emigdio Fernández Torres, arquitecto que preside la asociación Michoacanos, Paz y Dignidad, dijo en conferencia de prensa que su organización pedirá el desafuero de la senadora panista Luisa María Calderón, quien acusó a esa organización de tener filiación con el cártel de Los caballeros templarios. Además, la acusó de tener nexos con criminales.

"Ella tiene cercanía con las autodefensas que son del cártel de Jalisco Nueva Generación y seguramente está construyendo su propio cártel para la próxima elección de gobernador. Es una pena que haya una legisladora en el Senado que represente a criminales", arremetió Fernández.

La ex candidata a la gubernatura de Michoacán señaló hace unos días que un grupo de michoacanos, supuestamente cercanos a los templarios, fue recibido el 17 de octubre en el Senado por varios legisladores, sin que éstos supieran de su cercanía con los criminales. Incluso, la Mesa Directiva del Senado presentó una denuncia de hechos ante la PGR.

Hernán Gómez Vargas, un abogado michoacano que estuvo en esa reunión con los legisladores Raúl Morín Orozco, del PRD; Omar Fayad y Rocío Pineda, del PRI, así como la hermana del ex presidente, dijo que los señalamientos de la panista son falsos.

"Por su culpa se nos exhibió local, nacional y hasta internacionalmente y se nos juzgó como criminales. Parece que la senadora sufre de paranoia: cada michoacano que ve, para ella es un caballero templario", criticó.

"Está en riesgo mi vida"

José Luis Padrón Ramírez, director de dos medios de comunicación en la entidad, a los que identificó como Michoacán al Día y Diario de Occidente, también estuvo en dicha reunión del Senado —según dijo, para cubrirla informativamente—, comentó que acudirá a la CNDH para demandar a la panista por daño moral.

"Mi vida está en riesgo, porque ahora cada vez que vaya a una comunidad controlada por las autodefensas me verán como templario por culpa de la senadora. Niego tajantemente que pertenezca a esa organización. Tengo 15 años de periodista y la hago responsable de lo que nos pase a mí y a mi familia", dijo.

Tito Fernández negó tener filias templarias —señaló que si lo fuera no daría la cara públicamente— y aseguró que su organización exige que no haya "templarios ni miembros del cártel Jalisco Nueva Generación, zetas ni ningún otro grupo criminal" en Michoacán.

Sin embargo, criticó la presencia del Ejército y la Marina en el puerto de Lázaro Cárdenas, que estaba bajo el control de los templarios. "La intromisión del Ejército violenta la soberanía del estado y parece el ensayo de un golpe de Estado".

Fernández resaltó públicamente en octubre pasado. El 26 de ese mes decenas de miembros de las autodefensas de Tierra Caliente, que se levantaron en armas desde mayo pasado contra los templarios, intentaron tomar Apatzingán. Ahí fueron recibidos a balazos y un granadazo, con un saldo de dos heridos.

Al día siguiente, el domingo 27, Fernández encabezó una marcha en la que participaron cientos de pobladores de Apatzingán para protestar por la incursión de las autodefensas.

Durante la protesta, los manifestantes lanzaron objetos a vehículos de la Policía Federal y arremetieron verbalmente contra soldados resguardados en el cuartel militar por la supuesta "permisividad" del Ejército y la Policía Federal en la incursión del día previo. Cuestionado por MILENIO, negó que los templarios financien su movimiento, como revelan informes de inteligencia militar.

Contra cárteles

El abogado Hernán Gómez Vargas y el arquitecto Tito Fernández reiteraron que los grupos de autodefensa que se levantaron contra los templarios en mayo deben de desaparecer de Michoacán, porque en realidad son "criminales" que han ocasionado, según ellos, más de 3 mil desplazados de los municipios que están bajo su control.

"Hoy No voy a hablar"

La senadora Luisa María Calderón se negó a responder a la organización Michoacanos Paz y Dignidad, que pide su desafuero; sin embargo, su compañero Roberto Gil advirtió que su bancada arropa a la legisladora y no da crédito a las amenazas de ese grupo.

Entrevistada durante el desalojado del Senado por la alerta falsa de sismo, la legisladora dijo que no daría declaraciones. "Hoy no voy a hablar", dijo con voz ronca, en varias ocasiones, mientras se cubría la boca con una bufanda.

Gil Zuarth dijo que hoy fijarán posición y la ruta que seguirán.

Reveló que hay acercamientos con el PRD para revisar un plan de acción y enfrentar la situación que vive Michoacán. Reiteró que hoy se darán detalles, pero aseguró que los panistas diseñan una agenda de encuentros y entrevistas con funcionarios.

En tanto, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDJ), Raúl Plascencia, anunció que alista una recomendación por la escalada de violencia y la presencia creciente de grupos de autodefensa en Michoacán. Angélica Mercado/México