Suman 11 muertos por emboscada en Ocotlán

Según el gobierno federal, el cártel de Jalisco Nueva Generación es el responsable del ataque.
En el enfrentamiento, ocho agentes resultaron heridos, uno de gravedad.
En el enfrentamiento, ocho agentes resultaron heridos, uno de gravedad. (Ulises Ruiz/EFE)

México y Guadalajara

De acuerdo con informes de inteligencia del gobierno federal, integrantes del cártel de Jalisco Nueva Generación son los presuntos responsables del ataque contra elementos de la División de Gendarmería de la Policía Federal en Ocotlán, donde murieron 11 personas: cinco agentes, tres delincuentes y tres civiles ajenos a los hechos; otros ocho gendarmes resultaron heridos, uno de gravedad.

Funcionarios del gabinete de seguridad nacional anunciaron que se incrementará la presencia de fuerzas federales, del Ejército y de la Marina en la región, en la que el supuesto líder es Nemesio Oseguera, El Mencho, identificado como el narcotraficante más buscado por autoridades mexicanas tras la captura de Servando Gómez Martínez, La Tuta, jefe de Los caballeros templarios.

La Procuraduría General de la República (PGR) investiga la emboscada que perpetró este grupo armado y cuyos integrantes iban en al menos 12 camionetas. El cártel está considerado entre las organizaciones criminales  más violentas del país.

La noche del jueves, agentes de la División de Gendarmería asignados a labores de vigilancia y prevención del delito en el corredor agrícola e industrial Guanajuato-Jalisco fueron emboscados por presuntos integrantes de la delincuencia organizada.

De acuerdo con testimonios e indicios, alrededor de las 21:15 horas, los agentes realizaban patrullajes a bordo de siete unidades en la colonia La Mascota, municipio de Ocotlán, Jalisco, cuando una de las camionetas avanzó junto a un vehículo de color blanco, estacionado sobre la calle Manuel Martínez, casi esquina con Oxnard.

La PF informó que al paso del convoy oficial, uno de los tripulantes  sacó un arma larga y disparó contra los agentes federales. Los elementos buscaron resguardo junto a sus patrullas y repelieron la agresión, con apoyo del resto de los efectivos federales.

Al lugar se aproximaron otros individuos armados a bordo de cuando menos una decena de vehículos, quienes también accionaron armas de alto calibre, desde distintas direcciones, contra los elementos federales.

Durante la balacera, algunos de los agresores huyeron mientras continuaban accionando sus armas de fuego, por lo que se tiene registro de impactos de bala en vehículos ubicados en varias calles a la redonda. En el tiroteo murieron cinco gendarmes y tres civiles, cuyos cuerpos portaban fornituras con cartuchos y equipo táctico, los cuales se presume forman parte de la delincuencia organizada. Otros tres civiles fallecieron al encontrarse en la misma dirección del fuego.

En el sitio fueron aseguradas siete armas largas y cuatro granadas de fragmentación, además de cinco vehículos presuntamente empleados por los agresores.

Por su parte, el fiscal general de Jalisco, Luis Carlos Nájera Gutiérrez, recordó que desde hace cuatro meses la Gendarmería Nacional patrullaba la zona.

Agregó que hubo 29 vehículos dañados por arma de fuego, de los cuales siete pertenecían a la Gendarmería, tres motocicletas y automóviles particulares, así como 31 fincas afectadas.

El alcalde de Ocotlán, Enrique Robledo, refirió que la balacera es un hecho aislado, como los que ocurren en varios municipios del país, y negó que la zona de la Ciénega esté sufriendo el “efecto cucaracha” de grupos armados que intenten ingresar a Jalisco desde Michoacán.

El munícipe aseguró que “Oco-tlán es un municipio tranquilo” y se reunió con el procurador para llevar a cabo el parte oficial de la Fiscalía y ver las acciones que se realizarán en ese municipio y otras zonas del estado.

Robledo agregó que su administración apoyará a las familias de las víctimas que perdieron la vida en el fuego cruzado.

Condolencias

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, lamentó la muerte de los cinco elementos de la División de la Gendarmería de la Policía Federal en una emboscada en Ocotlán, Jalisco.

En Twitter expresó su “más sentido pésame a familiares y compañeros de los gendarmes... estaremos siempre agradecidos por el valor y compromiso que demostraron al cumplir con su deber”.

Osorio Chong aseguró que por estos gendarmes “y por todas las personas que han entregado su vida para proteger a los demás, seguiremos avanzando con firmeza en esta labor”.

***

Nueva orden de aprehensión contra el Z-42”

Se giró una nueva orden de aprehensión contra Omar Treviño Morales, El Z-42, por su presunta participación en el secuestro de 34 personas en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en 2005.

El presunto líder de Los Zetas pidió que se interrogue a Juan Mauricio Lazcano, ex agente de policía municipal en Nuevo Laredo, quien fue encarcelado y condonado por el mismo caso. Con esta nueva orden, El Z-42 ya suma 11 causas penales en su expediente delincuencial, casi similar al de su hermano, capturado en julio del 2013.

Treviño Morales está relacionado con el asesinato de 265 migrantes en San Fernando, Tamaulipas; el incendio del Casino Royale, en Monterrey, y el homicidio del coordinador de la Policía Estatal Acreditable en Nuevo Laredo, Ricardo César Niño.

A la causa penal 183/2015 del Juzgado Cuarto de Distrito de Tamaulipas, con sede en Nuevo Laredo, también fue sujeto a proceso su hermano Miguel Treviño Morales, El Z-40, tras la liberación del mismo número de personas de una casa de seguridad en la ciudad fronteriza.

La Procuraduría General de la República fue la encargada de cumplimentar esta orden.

 

(Redacción/México)