Suman 80 asesinatos en tierra de las 'autodefensas'

Según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, este es el número de homicidios cometidos en los 24 municipios con presencia de civiles armados contra criminales y 'templarios'.
Vigilancia armada en Uruapan.
Vigilancia armada en Uruapan. (Jorge Carballo)

Michoacán

Si bien la vida cotidiana poco a poco ha vuelto a la normalidad en los 24 municipios donde las autodefensas se levantaron en armas contra el cártel de Los caballeros templarios desde febrero de 2013 —y en los meses siguientes, hasta marzo de este año—, la violencia no ha desaparecido por completo: en los territorios con presencia y control territorial de los civiles armados y las tropas federales se han perpetrado 80 homicidios dolosos con arma de fuego (datos de enero de 2014, los más recientes disponibles), de acuerdo con las cifras recabadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de las cuales MILENIO tiene copia.

Eso representa un promedio por mes de seis casos (6.6) de asesinatos a balazos en territorio de las autodefensas, al menos uno por semana (1.5).

El municipio de Buenavista, donde en la última semana han surgido conflictos por disputas y acusaciones mutuas entre el líder de las autodefensas del poblado más grande (La Ruana, el primer sitio en levantarse en armas), Hipólito Mora, y el dirigente en la cabecera municipal (Buenavista Tomatlán, tercero en rebelarse), Luis Torres, El americano, es el que más asesinatos registra desde que los grupos tomaron las armas el 24 de febrero del año pasado: 29 homicidios dolosos con arma de fuego.

Eso representa 37 por ciento del total de asesinatos contabilizados en áreas dominadas por las autodefensas. Es decir, que tres de cada 10 han ocurrido en la zona bajo disputa entre Hipólito y El americano. El promedio es dos muertes a balazos por mes (2.4).        

En Tepalcatepec, otra de las zonas donde abundan las polémicas, cuyo portavoz es José Manuel Mireles, se han perpetrado 13 homicidios dolosos por arma de fuego desde el 24 de febrero del año pasado (Tepalcatepec fue el segundo lugar que se levantó en armas, apenas horas después de La Ruana). Eso representa 16.3 por ciento del total. Al menos un asesinato por mes.

Este municipio ha sido conflictivo por los señalamientos de que el organizador de la sublevación fue Juan José Farías, El Abuelo, quien estuvo preso hace algunos años por posesión de arma de fuego y droga. También fue acusado de tener nexos con el cártel de Los Valencia y luego con el cártel de Jalisco Nueva Generación. Su hermano Uriel (ex edil) ha sido acusado junto con él por Guillermo Valencia, alcalde en el exilio, de haberlo expulsado del lugar y de secuestrar a su padre y hermano, algo que ellos niegan.

COMUNIDADES VIOLENTAS

En conjunto, Buenavista y Tepalcatepec concentran poco más de la mitad de los homicidios a balazos (42) en zonas alzadas en armas desde el surgimiento de las autodefensas: 53 por ciento; al menos cinco de cada 10.

Aguililla, levantado en abril de 2013, donde su líder, Adalberto Fructuoso, ha aceptado que las autodefensas les cobran dos dólares por tonelada de hierro a los empresarios mineros (los templarios los extorsionaban con cuatro) para mantener su movimiento, contabiliza nueve asesinatos. 

Aquila, que se levantó en armas en julio pasado, lleva seis asesinatos dolosos con arma de fuego. Chinicuila, que se sumó en junio, tiene tres. Coalcomán (abril de 2013) tiene siete. La Huacana (diciembre 2013), tres. Los Reyes (enero de este año), uno. Múgica, cuya cabecera municipal es Nueva Italia, levantado en enero de este año, lleva un asesinato.

Parácuaro, alzado en armas en enero pasado, donde los productores de mango aportan fuertes sumas para mantener el movimiento armado, tiene cuatro asesinatos dolosos por arma de fuego.

En Tancítaro, sumado a las autodefensas desde marzo de 2013, donde los productores de aguacate aportaron durante un año 80 por ciento de las ganancias de su producto a las autodefensas, ha habido cuatro homicidios de la misma índole.

Apatzingán, capital de la Tierra Caliente de Michoacán, considerada centro urbano de operación de Los caballeros templarios (en ese municipio nació su fundador, Nazario Moreno), fue penetrado completamente por las autodefensas hasta febrero de este año.

En el año de levantamiento, aún bajo control de ese cártel, fue el municipio más violento de la región: 55 homicidios dolosos con arma de fuego. Al menos cuatro por mes (4.5), uno a la semana.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]