Sujeto mató a su suegra para robarla

Una menor de edad fue testigo del homicidio de su abuelita; ahora está desaparecida.
Sitio en donde encontraron el cuerpo
Sitio en donde encontraron el cuerpo (Imelda Torres)

Ciudad Valles

Una mujer de 51 años de edad fue asesinada por el que fue su yerno quien junto a su actual pareja le propinaron decenas de heridas con navaja y un desarmador.

 Lo más trágico es que todo fue visto por un menor de edad. Los hechos ocurrieron en la comunidad Calmecayo del municipio de Coxcatlán en el centro de la Huasteca Potosina.

La Policía Ministerial informó que la hoy occisa había sido reportada como desaparecida, junto a su nieta de seis años de edad.

El cuerpo de la mujer estaba dentro de una fosa en los linderos del domicilio de la madre de la sospechosa, en avanzado estado de putrefacción y presentaba múltiples heridas de arma blancas en todo el cuerpo y de acuerdo al resultado de la autopsia, su muerte se debió a fractura de vértebras cervicales y trauma cerrado de tórax.

Apenas el sábado había sido presentada la denuncia sobre su desaparición y su nombre era Imelda Hernández Martínez de 51 años de edad, así como de su nieta Mareli de 6 años.

La pesquisa fue presentada por Edith, hija de la mujer y madre de la niña, quien también dijo que del hogar de su madre habían desaparecido infinidad de enseres de cocina y electrónicos e incluso hasta animales domésticos.

En las investigaciones se logró establecer que la denunciante estuvo casada con el ahora sospechoso, José Carlos de 25 años de edad, con el que procreó cuatro hijos de ahora 10, ocho, siete y la ausente de seis años, pero que por problemas de estabilidad decidieron separarse hace dos años. Ella se quedó con los hijos mayores y ella con Mareli, haciendo mención que siempre tuvo problemas ya que le quería quitar también a la niña.

La denunciante declaró que su ex marido tiene una pareja con la que vive en la misma comunidad de nombre Norma Patricia, la otra sospechosa, por lo que de inmediato se acudió a ese sitio donde los investigadores solo encontraron a un menor de 14 años, más no a los presuntos, informando este que su madre Norma y su padrastro José Carlos habían huido llevando a sus otros hijos, y que él prefirió quedarse ya que no le agrada estar con ellos.

Asistido por el Juez Auxiliar del lugar, el adolescente de nombre Manuel confesó haber sido testigo presencial y en una parte copartícipe de estos hechos, obligado por su madre y su padrastro.

Relató que fue el sábado 29 de noviembre alrededor de las 15:00 horas que su padrastro José Carlos y su madre Norma Patricia le dijeron que los acompañara a la parcela de la señora Imelda, cerca de este domicilio estuvieron al acecho de la mujer por espacio de hora y media hasta que la vieron salir con la nieta de la mano y las atacaron.

“Mi padrastro amenazó a la señora con el arma blanca y mi mamá agarró a la niña y le tapó la boca para que no gritara”, recordó.

Dijo que luego las llevaron al domicilio de Doña Josefa, su abuela, mismo que estaba desocupado y que ahí el hombre le clavó un puñal en el pecho de la mujer en varias ocasiones así como con un desarmador mientras su madre la agarraba y le tapaba la boca para que no se oyeran sus gritos de dolor.

“A mí me encargaron cuidar a la niña en otro cuarto, pero vi cuando mataron a la señora y después aventaron el cuerpo en una letrina y fueron a su casa de ella para robarse las cosas”.

Esas cosas fueron una estufa, el refrigerador, un ventilador, unos lentes, una televisión, un reproductor de DVD y hasta un cerdo, un guajolote, dos novillos y un toro, mismos que luego vendieron.

Dijo que días después al ver que la Policía Ministerial andaba investigando, decidieron huir el domingo 7 de diciembre, llevándose con ellos a la menor de seis años y a los otros hijos de ambos.

Con el relato del menor, las autoridades fueron a la parcela donde fue arrojado el cuerpo de la mujer, y luego de excavar encontraron los restos de la víctima.

El Agente del Ministerio Público y peritos de la Subprocuraduría de Justicia levantaron las diligencias del caso y se ordenó el traslado del cuerpo al forense la necropsia de ley en la que se determinaron las causas de su muerte.

Ahora los presuntos son buscados y se espera sean capturados muy pronto.