Sufrieron delitos 740 migrantes en su paso por México en 2013, reporta INM

Los agraviados van desde el robo hasta la privación ilegal de la libertad en su trayecto.
En Tepetitlán una guatemalteca y ocho ondureños fueron privados de su libertad.
En Tepetitlán una guatemalteca y ocho ondureños fueron privados de su libertad. (Arturo González)

Pachuca

En 2013, 740 indocumentados, principalmente centroamericanos, fueron víctimas de delitos que van desde el robo hasta la privación ilegal de la libertad durante su trayecto por México rumbo a la frontera con Estados Unidos. Ocho de estos incidentes se presentaron en Hidalgo, según información de las delegaciones del Instituto Nacional de Migración (INM).

En respuesta a una solicitud de información que realizó un particular, el INM reveló que en Hidalgo, en Tepetitlán, una guatemalteca y ocho hondureños fueron privados de su libertad. Desconocen si en este delito está vinculada la delincuencia organizada.

A la altura de ese municipio, los indocumentados fueron bajados del tren en el que viajaban por un grupo armado y por su liberación exigían a sus familias el pago de un rescate. Uno de ellos logró escapar y dio parte a la policía, quien logró el rescate del grupo, sin detener a los plagiarios.

Oaxaca y Chiapas, frontera con Guatemala, son un "foco rojo" de inseguridad para los migrantes. En doce meses 288 sufrieron algún ataque entre secuestros, extorsiones, fraudes y, principalmente, robos. En Chiapas ocurrieron diez homicidios en los municipios de Palenque (2), en Comitlán de Gutiérrez (4) y en la Trinitaria (2).

En Tamaulipas hubo 50 secuestros de migrantes: 18 en Reynosa, 23 en Tampico y 9 en Ciudad Victoria; en Zacatecas tres hindús fueron víctimas de tráfico de indocumentados; en Quintana Roo dos cubanos denunciaron haber sido extorsionados en su paso por Tapachula, Chiapas; en Querétaro un hondureño fue asesinado y otro lesionado y en Monterrey una hondureña secuestrada.

En Tabasco, el INM reportó a 115 víctimas de robo, tres de extorsión, dos de secuestro, tres de violación y uno de abuso sexual, así como 13 de amenazas, tres de lesiones, uno de lenocinio y uno de extorsión. Además, añade que once fueron "testigos de delitos graves".

En San Luis Potosí dos hondureñas fueron abusadas sexualmente en la capital del estado y la delegación del INM precisa que una más, una vez alojada en la Estación Migratoria, quiso denunciar una violación que ocurrió durante su trayecto en Tabasco. A su vez, su similar en Michoacán recibió la denuncia de un guatemalteco que dijo haber sido privado de su libertad en Guadalajara (Jalisco reporta "cero" ataques a migrantes).

En Veracruz, 225 migrantes padecieron alguno de los siguientes delitos: robo, secuestro extorsión, lesiones, violación o maltrato, mientras que en Guanajuato fueron secuestradas 26 personas en Celaya y nueve en Irapuato, de este último crimen responsabilizan al "grupo delincuencias Los Morenos"

Sin precisar el o los ilícitos, el INM en el Distrito federal refiere que siete hondureños padecieron ataques de la delincuencia organizada.

Yucatán, Tlaxcala, Sonora, Sinaloa, Puebla, Nayarit, Morelos, Guerrero, Estado de México, Colima, Coahuila, Chihuahua, Campeche, Baja California, Aguascalientes, reportan cero incidentes.