Solo 7 estados, con tasas de policías como pide la ONU

El promedio más bajo lo posee Durango, con 141; en contraste, el DF está a la cabeza con una media de 947, destaca un reporte.
El Ayuntamiento sampetrino demostró que cuenta con todos sus policías avalados.
(Carlos Rangel)

México

Únicamente siete entidades del país alcanzan el promedio de 300 agentes de la policía por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con las recomendaciones de la Oficina para la Droga y el Delito de la Organización de las Naciones Unidas.

Baja California Sur, Colima, Distrito Federal, Estado de México, Guerrero, Quintana Roo y Tabasco superan esta cifra, mientras los otros 25 estados no cumplen con el estándar.

La Encuesta sobre Tendencias Criminales (CTS por sus siglas en inglés), de la ONU, detectó que únicamente en cuatro países había 100 agentes de seguridad por cada 100 mil habitantes. En México, Tamaulipas alcanza una tasa de 97 policías por cada 100 mil habitantes.

El promedio más bajo de policías por cada 100 mil habitantes en el país lo tienen Durango, con 141; Sonora, 157; Zacatecas, 159; Coahuila, 162, y Chihuahua, 168.

Un estudio de la ONU arrojó una media de aproximadamente 300 agentes por 100 mil habitantes a escala mundial en 2006. En Asia occidental y Europa oriental y meridional, la tasa alcanza 400.

Las cifras sobre México se desprenden del Registro Nacional de Personal de Seguridad Pública, con el corte más reciente al 30 de noviembre, que incluye al personal policial en los gobiernos estatal y municipal por cada entidad en la base de datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), tomando en cuenta la población de cada estado para obtener el índice por cada 100 mil habitantes.

Hay 368 mil 39 personas registradas como personal policial estatal y municipal en todo el país, con una población estimada de 119 millones por el Consejo Nacional de Población para 2014, lo que a escala nacional habla de un promedio de 307 policías locales por cada 100 mil habitantes.

No obstante, esta cifra se ve impactada por los 84 mil 111 policías contabilizados en la capital del país, que por su naturaleza de Distrito Federal, toma en cuenta no solo a los agentes preventivos, sino también a los de tránsito y bancarios.

Esta cifra hace que la Ciudad de México tenga la tasa más alta de policías por cada 100 mil habitantes, con 947.

Le sigue el Estado de México, con 441, además de Baja California Sur, con 376; Quintana Roo, 366; Tabasco, 348; Guerrero, 326, y Colima, 315.

Las 19 entidades restantes se ubican en tasas que oscilan entre 177 (Guanajuato) y 288 (Morelos) policías por cada 100 mil habitantes, por debajo del promedio nacional y de la cifra recomendada por la oficina de la ONU.

El estado de fuerza policial a escala local no toma en cuenta a los 40 mil elementos operativos con los que cuenta la Policía Federal, ni las 16 mil 732 personas que conforman la plantilla de la Procuraduría General de la República y el Instituto Nacional de Migración, entre operativos, como agentes ministeriales y administrativos.

CAEN 5 AGENTES EN MORELOS

Cinco elementos de la Policía de Investigación Criminal de la Fiscalía General de Morelos fueron detenidos y están sujetos a investigación por la muerte de un presunto integrante de una célula de narcomenudistas perteneciente al cártel de Los guerreros unidos.

Los servidores públicos fueron asegurados por sus propios compañeros y por indicaciones del fiscal Rodrigo Dorantes, quien busca deslindar responsabilidades en la muerte del individuo que fue detenido el pasado 5 de marzo, como parte de las investigaciones que permitieron la desintegración de una banda en Cuautla.

El operativo donde Santos Ramírez Rojas, El Chino, fue detenido estuvo precedido por la detención de Antonia Ramírez Balbuena, presunta cabecilla de este grupo criminal.

Luego de ser capturado, El Chino fue trasladado de inmediato a la sede de la fiscalía en Cuautla, donde dijo tener fuertes dolores de cabeza, apreciándose que presentaba sudoración exagerada. Fue llevado al hospital Constituyentes, adonde llegó muerto.

Por ello los cinco agentes que lo detuvieron, cuyas identidades no se dieron a conocer, fueron trasladados antes de la medianoche al penal estatal de Atlacholoaya, para continuar con las investigaciones de este caso. (David Monroy/Morelos)




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]