ENTREVISTA | POR JOSÉ ANTONIO LÓPEZ

Clara Isabel Cordero Abogada

Asegura que su representada, Leticia Moracho, está a la espera de que le sean devueltos 45 mil euros, más intereses.

“Solamente si paga Rivas evitará la cárcel”

Madrid

La abogada Clara Isabel Cordero, defensora de Leticia Moracho, asegura que el caso de David Rivas, el mercenario de pastel, es más sencillo de lo que éste alega: como no ha devuelto los 45 mil euros que cobró por el falso rescate de una niña, irá a la cárcel apenas pise España.

En entrevista con MILENIO publicada el domingo pasado, Rivas —quien se ha dedicado a la seguridad privada y se ha visto envuelto en operativos fallidos y casos de estafa, por los cuales ha perdido contratos, como uno con el gobierno de Guanajuato para entrenar a fuerzas especiales—, aseguró que hasta ahora ha pagado 16 mil euros, es decir, 60 por ciento de lo que ordenó un juez de Madrid como compensación a la señora Moracho.

En 2008, Rivas pidió a Leticia Moracho el pago de miles de euros con la promesa de que rescataría a su hija Sara, quien había sido secuestrada y llevada a Irak, lo que finalmente no sucedió.

Sin embargo, Rivas aseguró no temer ser arrestado e incluso adelantó: "voy a volver a España a pasar las Navidades... El 31 de diciembre voy a estar celebrando el año viejo en el hotel Chiqui (Santander)".

Al respecto, la abogada Cordero aseguró que dará a conocer a la Audiencia Provincial de Madrid la fecha y el lugar donde el acusado prometió pasar las fiestas de diciembre, "aunque esto es un mero formalismo ya que si cumple su promesa de venir España será detenido en el aeropuerto, porque hay una orden de busca y captura en su contra".

Entrevistada por MILENIO en su despacho de la Universidad Complutense, la abogada explicó que en la sentencia del caso está la parte penal y civil, y que como no ha cumplido ésta simplemente se hará efectiva la primera.

"La civil es la devolución de los 45 mil euros que recibió de la madre como primera parte del rescate de la niña, más interés. Ha pagado una parte, pero no todo. Y luego tenemos los dos años de cárcel, que es posible suspender siempre y cuando haya pagado todo. Pero como no ha cumplido deberá entrar en prisión. Al día de hoy existe una orden en España de busca y captura, no la hay internacional porque el ministerio fiscal aún no se pronuncia al respecto", detalló.

Aclaró que aunque Rivas hizo hincapié en un recurso de amparo por el que no iría a prisión, éste no suspende la ejecución "porque simplemente no ha pagado. En cuanto pise a España será detenido y encarcelado".

Señaló que "hay información que da en la entrevista que se puede rebatir fácilmente por la prueba que obra en autos". Por ejemplo, Rivas aseguró que "el primer viaje a Kurdistán fue el 27 de febrero y que regresó el 1 de marzo, y eso no es así. Él presentó en el juicio el pasaporte y el sello del visado es del 29 y la vuelta es el 1, es decir, estuvo un día u horas".

Recordó que Rivas alegó que fue tres veces a Irak pero nunca lo demostró ante el juez y desmintió que las grabaciones que le hizo el periodista Javier Ángel Preciado, autor del libro Rescatando a Sara, fueran ilegales.

"Aseguró que el Tribunal Constitucional no permite en España grabar con cámara oculta. Vamos a ver: el Tribunal Constitucional por regla general no lo admite, pero hay que ver caso por caso. Estamos hablando de dos intereses en contraposición: el interés particular de una persona a su tutela de intimidad y, por otro lado, el interés a la libertad de expresión y más concretamente a la información, que es un interés colectivo de la sociedad a saber. Esto lo recurrió dos veces y en ambas ganamos".