Sesiona Corte Interamericana en México

El tribunal analiza la expulsión de 27 haitianos de República Dominicana, presuntamente por discriminación.

Ciudad de México

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) comenzó su sesión en México, donde analiza la expulsión de 27 haitianos de República Dominicana, y de quienes se presume su salida de ese país se debió a cuestiones de discriminación.

William Medina Ferreras, uno de los haitianos expulsados y que contaba con residencia en ese país, compareció en juicio oral donde fue cuestionado por los siete jueces de la CoIDH.

El 12 de julio de 2011, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sometió a la Corte el caso Tide Méndez y otros contra República Dominicana, tras detectar que las autoridades dominicanas detuvieron de manera arbitraria y expulsaron de dicho país a los haitianos.

Según la Comisión, las expulsiones sumarias de las presuntas víctimas se produjeron en un contexto de “expulsiones colectivas y masivas” que afectaban igualmente a nacionales y extranjeros, documentados e indocumentados, quienes tenían su residencia permanente y un vínculo estrecho de relacionales laborales y familiares en República Dominicana.

La CIDH indicó que las características fenotípicas y el color de piel habrían sido elementos determinantes al momento de seleccionar a las personas que iban a ser detenidas y posteriormente expulsadas, lo que demuestra un patrón de discriminación respecto de otras personas.

Medina Ferreras presentó documentos y dijo estar casado con una mujer de República Dominicana; tras su comparecencia la Corte llamó a declarar al perito argentino Pablo Ceriani, quien presenta pruebas de la expulsión ilegal; aún faltan por declarar seis personas más.

Los jueces que integran el Pleno de la Corte Interamericana son: Diego García Sayán (Perú); Manuel E. Ventura Robles (Costa Rica); Alberto Pérez Pérez (Uruguay); Roberto F. Caldas (Brasil); Humberto Antonio Sierra Porto (Colombia) y Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot (México).