Sentencian a jóvenes que intentaron secuestrar a hija de magistrado

Un juez de Morelos condenó a 11 años de cárcel a tres personas por plagio en grado de tentativa; la parte acusadora les otorgó el perdón en los delitos de daño en propiedad ajena y robo.

CUERNAVACA, MOR.

Un juez oral del estado de Morelos, condenó a 11 años de prisión a tres jóvenes que en diciembre de 2012 pretendieron secuestrar a la hija de un magistrado federal.

Eduardo Daniel Mercado Benítez, José Manuel Ruiz Méndez y Efraín Ocampo Sánchez, los tres vecinos de la colonia Lázaro Cárdenas, del municipio de Xochitepec, ubicado a unos seis kilómetros de la ciudad de Cuernavaca, fueron condenados a dicha pena, a pesar de que la parte acusadora le otorgó el perdón en los delitos de daño en propiedad ajena y robo, pues se llegó a un acuerdo económico con la familia de los sentenciados, lo que también permitiría la abreviación del juicio.

De acuerdo con la sentencia del juez Tomás Mateos Morales, los ahora convictos son responsables absolutos de los delitos de robo calificado y secuestro, ambos en grado de tentativa, contra el Magistrado federal, Luis Vega Ramírez, la hija de éste y un empleado personal del funcionario judicial.

El pasado siete de diciembre de 2012, la hija de Vega Ramírez -de 17 años de edad- se disponía a ir a la escuela, pero al salir de su casa ubicada en la calle Humboldt, en la colonia centro, pero al tratar de subir al vehículo de su padre, fue interceptada por los tres sentenciados, quienes la obligaron a permanecer en el auto. En ese momento le arrebataron su teléfono y su mochila.

El chofer de la familia, José Luis Flores y Flores, fue despojado de las llaves del auto para robarlo, así como de un teléfono celular. Sin embargo, por el nerviosismo les entregó otra llave, por lo que los delincuentes trataron de activar el encendido electrónico del vehículo, lo cual no lograron.

Al no lograr su objetivo, los delincuentes huyeron con varios objetos, pero el localizador satelital del teléfono que robaron, permitió a las autoridades localizarlos. En un principio la Policía Federal detuvo el mismo día a diez jóvenes, sin embargo, sólo tres participaron en los hechos.