Sentencian a 29 años a hombre por homicidio

Aquilio Daniel López participó en el asesinato de un joven a cuchilladas en el interior de una cajuela de un automóvil, el cual abandonaron en la colonia Lomas de Chepevera, en agosto del 2012. 
"El Dany" negó su participación en el homicidio.
"El Dany" negó su participación en el homicidio. (Especial )

Monterrey

Un hombre que participó en el asesinato de un joven a quien victimaron a cuchilladas en la cajuela de un vehículo y lo abandonaron en las calles de la colonia Lomas de Chepevera, en Monterrey, recibió una sentencia de 29 años, 10 meses y 15 días de prisión.

Aquilio Daniel López Islas, alias "El Dany", de 29 años de edad, fue notificado este lunes de la sentencia que le resolvió el juez primero penal de Monterrey.

El juzgador lo consideró responsable de robo con violencia y homicidio calificado en perjuicio de Artemio Garza de la Rosa, de 27 años de edad.

Al enterarse de la pena, el acusado afirmó no haber participado en el homicidio ocurrido la madrugada del 3 de agosto del 2012.

A pesar de que "El Dany" negó su participación en el hecho, su responsabilidad quedó plenamente acreditada, porque sus huellas dactilares se detectaron en una de las puertas del vehículo Tiida modelo 2007, en el que fue descubierto el cadáver del occiso.

Con las huellas, personal de homicidios lograron establecer su identidad, porque sus datos aparecían en los registros de antecedentes criminales de la corporación policiaca.

Al ser capturado, Aquilio Daniel confesó que fue un sujeto apodado "El Gordo", quien asesinó al chavo en la cajuela del vehículo que abandonaron en la calle Aramberri, a la altura de dicha colonia, a unas cuadras de donde se lo habían robado el 31 de julio del 2012.

Además indicó que era integrante de un grupo criminal junto con "El Gordo", quien el día 2 de agosto le llamó para que lo acompañara.

Agregó que lo recogió frente a un hotel de la avenida Colón y después de dar varias vueltas se dirigieron a la colonia Chepevera, donde "El Gordo" le comentó que traía un sujeto en la cajuela al cual iba a matar.

Agregó que después de confirmar que no había ninguna autoridad merodeando el lugar, se acercó a la cajuela y vio a un chavo amordazado de la boca y las manos, las cuales se las sujetó mientras que "El Gordo" le propinaba las cuchilladas.