Sentencia a homicidas de ex jefe de policía

Tres de los sujetos que participaron en el asesinato del funcionario Carlos Alberto Rayas y su vecina, recibieron una pena de 20 años y 9 días en prisión.
Rayas Rodríguez fue asesinado el 3 de abril de 2009
Rayas Rodríguez fue asesinado el 3 de abril de 2009 (Milenio Digital)

Guadalajara

La decisión del Juez Décimo Quinto de lo Penal, de sentenciar a 20 años y nueve días de cárcel, a tres de los asesinos del jefe policial Carlos Alberto Rayas Rodriguez y la señora María de la Luz Meza Rivera, fue apalada por la Fiscalía General del Estado para que la condena sea mayor, pues se trató de un doble homicidio, informaron las autoridades locales.

Los sentenciados son Luis Augusto Manrique Hernández, Moisés Javier Ríos Mejía, ambos de 36 años de edad, y Benjamín Mora Ramírez, de 32, éste último ex agente del área de Robo a Negocios de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco. Además, el juez condenó a los sujetos para que paguen 6 millones 739 mil 66 pesos como reparación del daño a las familias de ambas víctimas.

Los hechos en los que perdió la vida el jefe del área de Homicidios Intencionales y su vecina, ocurrieron el 3 de abril de 2009, cuando Rayas Rodríguez circulaba en una camioneta RAM por Periférico y Carretera a Tesistán, pues le dio “aventón” a la mujer a su trabajo.

En el transcurso de las investigaciones se estableció que Ríos Mejía conducía una motocicleta en la que también viajaba Manrique Hernández, y una vez que le dieron alcance al funcionario le dispararon en repetidas ocasiones causándole la muerte y dejando gravemente herida a la mujer, quien fallecería horas después.

Los sujetos fueron detenidos por elementos de la Dirección de Seguridad Pública de Zapopan en el cruce de las carreteras a Nogales y Nextipac, cuando pretendían escapar.

En la declaración ministerial de los sujetos consta que Ramiro Pozas González, alias El Molcas y líder del grupo delincuencial La Resistencia, fue quien ordenó el homicidio de Rayas Rodríguez, ya que el mando policial había rechazado ofertas para que trabajara con ellos y previo al asesinato había detenido a varios integrantes de dicha agrupación.

En el documento también consta que El Molcas pagó 100 mil pesos a cada uno de los sujetos por perpetrar el crimen. Asimismo, en la investigación se pudo determinar la participación de Mora Ramírez, quien se dedicaba a la venta de droga, privaciones ilegales de la libertad y asesinatos.

Mora Ramírez proporcionó los datos de Rayas Rodríguez a los asesinos y el día del homicidio fue él quien les avisó que se dirigía hacia su trabajo para que pudieran interceptarlo.

El ex agente fue detenido en abril de 2010 y tras ser arraigado se logró su consignación el 8 de mayo.