Secuestran “virtualmente” a coahuilense en SLP

Le pidieron que de Coahuila se fuera a tierras potosinas mientras pedían rescate a familia.
Coahuilense fue secuestrado "virtualmente"
Coahuilense fue secuestrado "virtualmente" (Imelda Torres)

San Luis Potosí

Agentes de la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS) de la Procuraduría General de Justicia del Estado rescataron a un hombre que desde su domicilio en Coahuila fue "secuestrado" y los delincuentes hicieron que viajara hasta San Luis Potosí mientras pedían rescate por él a su familia.

Todo empezó cuando elementos de la Procuraduría en el estado norteño pidieron el apoyo a sus homólogos potosinos para localizar a Mario, de 65 años de edad, el cual se había trasladado a bordo de una camioneta Ford Ranger, negra, y desde el martes 11 de este mes de noviembre no se sabía de él pues no había regresado a su casa en el municipio de Parras de la Fuente.

Los agentes de Coahuila les dijeron que las investigaciones que estaban realizando sobre la desaparición de Don Mario, indicaban que se trataba de una extorsión telefónica, y existía la posibilidad de que la persona podría haberse trasladado a esta ciudad de San Luis Potosí en autobús.

Una vez que tuvieron la fotografía de la persona desaparecida, de inmediato se implementó un operativo en los hoteles económicos de esta ciudad, sobre todo los que se encuentran ubicados en las inmediaciones de la Central de Autobuses.

Fue la noche del viernes aproximadamente a las 23:45 horas que se localizó al señor en un hotel ubicado en la Avenida Universidad de la colonia San Luis, y una vez que los agentes se identificaron, el hombre, quien se encontraba muy temeroso por lo que había vivido, narró la forma en que lo contactaron los extorsionadores.

Dijo que el día en que desapareció, al encontrarse en Parras de la Fuente Coahuila, recibió una llamada telefónica en la que le decían que pertenecían a un grupo del crimen organizado y que si no hacía lo que ellos le pedían, matarían a toda su familia, indicándole que se trasladara al municipio de General Cepeda en el mismo estado de Coahuila.

Los delincuentes hicieron que comprara otro celular, ordenándole que su teléfono lo apagara y le quitara el chip. Después le pidieron que su camioneta la dejara bien estacionada y que abordara un taxi para dirigirse a la central camionera y ahí, comprara un boleto rumbo a San Luis Potosí.

"Llegué con mucho miedo el miércoles y le pregunté a los taxistas de la Central de un hotel barato para hospedarme, pues los hombres me seguirían dando instrucciones", refirió.

Los agentes se comunicaron con los hijos de don Mario, quienes les informaron que los delincuentes se comunicaron con ellos y les aseguraron que lo tenían secuestrado, por lo que tuvieron que depositarles 100 mil pesos para que no le hicieran daño.

Este día por la mañana, arribaron varios agentes identificándose con credenciales expedidas por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila, así como uno de los hijos de la víctima, a quienes se les hizo entrega de don Mario, sano y salvo.