Detienen a un hombre por fingir secuestro de un amigo

Eduardo Wilbwer Rosales Chávez exigió el pago de un rescate a la madre de la supuesta víctima, la cual no estaba privada de su libertad.

Guadalajara

Por el delito de simulación de secuestro, Eduardo Wilbwer Rosales Chávez, de 21 años, fue consignado ante el Juez Décimo Primero en Materia Penal, por fingir el secuestro de un amigo suyo e intentó cobrar el rescate.

Rosales Chávez, quien es originario del estado de Michoacán, le envió mensajes de texto a la madre de su amigo el día 28 de abril, en los que le indicaba que su hijo estaba secuestrado y le exigía el pago de una fuerte cantidad de dinero a cambio de no hacerle daño y liberarlo.

Ante la amenaza, la mujer acudió a la Fiscalía General del Estado para interponer su denuncia y agentes de la Unidad para el Combate del Secuestro iniciaron las investigaciones con las que se dieron cuenta de que el hijo de la afectada no estaba privado de su libertad.

Por su parte, Rosales Chávez continuó enviándole mensajes a la mujer, pero como no recibía el pago que le pedía, se comunicó con ella dos veces vía teléfono y le dijo que debía entregar el rescate si no quería que le hicieran algún daño a su hijo.

El sujeto le indicó a la mujer que sabía que su esposo vive en Estados Unidos y que trabaja como pintor, además de que debía ser él quien pagara el dinero, pues tenía conocimiento de que contaba con los suficientes recursos económicos para hacerlo.

Las labores de investigación permitieron capturar a Rosales Chávez el 29 de abril en el cruce de las avenidas Copérnico y López Mateos y lo pusieron a disposición del Ministerio Público.

El joven declaró que fue él quien le envió los mensajes y realizó las llamadas telefónicas para infundirle miedo a la madre de su amigo, con el fin de que le entregaran la cantidad que exigía.

Entre los elementos de prueba que integró el representante social en la averiguación previa fue el testimonio de la mujer, quien identificó por medio de la voz a Rosales Chávez como la misma persona que le llamó por teléfono y quien ya está recluido y a disposición de un juez.