Condenan a 33 años de prisión a secuestradores

La Fiscalía de Durango, a través de la Unidad Especializada al Combate al Secuestro, dictó la sentencia contra Daniel Herrera Salazar de 41 años de edad e Inocente Martínez Hernández de 35 años.
En Durango, la Fiscalía dictó sentencia de 33 años de prisión a dos secuestradores.
En Durango, la Fiscalía dictó sentencia de 33 años de prisión a dos secuestradores. (Milenio Digital)

Comarca Lagunera

La Fiscalía General del Estado, a través de la Unidad Especializada al Combate al Secuestro (UECS), obtuvo sentencia condenatoria en contra de Daniel Herrera Salazar de 41 años de edad e Inocente Martínez Hernández de 35 años de edad, ambos con domicilio en Gómez Palacio, por el delito de secuestro agravado, en perjuicio un hombre de 68 años de edad.

Los hechos del ilícito ocurrieron el pasado 4 de diciembre del año 2015, cuando Daniel e Inocente, en complicidad de Bernardo Loera Hernández de 30 años y Luis Alberto de 16 años (detenidos), con lujo de violencia privaron de la libertad a la parte afectada, cuando se encontraba en un terreno de su propiedad, ubicado en la carretera federal Río Grande – Torreón.

La entrega del efectivo no se realizó, ya que se montó un operativo especial logrando la detención de Herrera Salazar.

Posteriormente trasladaron a la víctima en una camioneta de la marca Ford Explorer, color verde, propiedad del agraviado, a un domicilio ubicado en el poblado Pastor Rouaix del municipio de Gómez Palacio.

En ese lugar lo mantuvieron en cautiverio por 24 horas, para después comunicarse con sus familiares exigiéndoles como pago inicial por su liberación, la cantidad de 300 mil pesos, la cual fue negociada a 80 mil y acordada para entregarse en un estadio de béisbol, ubicado en el ejido León Guzmán de ciudad Lerdo.

La entrega del efectivo no se realizó, ya que se montó un operativo especial logrando la detención de Herrera Salazar.

Cabe señalar, que una vez hechas las investigaciones se logró la liberación de la víctima ilesa, así como la detención del resto de los imputados el día 5 de diciembre, por lo que fueron trasladados e internados en el CERESO No. 1 de la ciudad de Durango.

Quedaron a disposición del Juez de Control en turno, quien finalmente el 24 de junio del 2016, les impuso una sentencia privativa de su libertad de 33 años 4 meses de prisión, así como una multa equivalente a 186 mil 886 pesos.