Sales: aumentar castigo para los secuestradores es “populismo penal”

Se debe apostar a que haya más averiguaciones, sentencias y detenidos, para lo cual se necesita que la gente denuncie, subraya.
Renato Sales (de blanco al fondo) participó en un foro en Acapulco.
Renato Sales (de blanco al fondo) participó en un foro en Acapulco. (Especial)

Acapulco

Renato Sales Heredia, coordinador nacional antisecuestros, llamó al Poder Legislativo a no hacer "populismo penal" e implementar reformas que realmente impliquen modificaciones a la realidad.

Al participar en el foro "Seguridad pública, impartición de justicia y derechos humanos", planteó como ejemplo la iniciativa de ley en el Congreso federal que busca elevar la pena a los secuestradores de 70 a 140 años de prisión. "La idea es simplemente aplicar la ley, no incrementarla", puntualizó.

Indicó que a lo que debemos apostar es que todos los secuestros se conviertan en averiguaciones previas y eventuales sentencias. Y eso se logrará con más detenidos y más bandas desarticuladas, para lo cual se necesita que la gente denuncie.

En el acto, organizado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, Sales dijo que se registra lo que podría considerarse como "turismo ingenuo", es decir, creer que modificar la ley implica modificar la realidad y eso no es así.

Mencionó que el esfuerzo de coordinación en materia de seguridad implica una estrategia diversa y diferente a la de otras administraciones.

Ello significa construir redes, subordinarse a los casos de las víctimas, atenderlas y buscar un punto de interacción con los ciudadanos.

Destacó la urgencia de hacer esta coordinación, porque no hay una política pública que acompañe a las víctimas.

El coordinador antisecuestro presentó los diez puntos que implica la Estrategia Nacional Antisecuestro.

Detalló que para el caso de Guerrero es necesario que en Acapulco e Iguala se replique la Unidad Especializada contra el Secuestro, que actualmente funciona bien en Chilpancingo porque ha logrado un punto de confianza de la ciudadanía.

Sebastián de la Rosa Peláez, diputado perredista presidente del comité del CESOP, sostuvo que el secuestro en México es un lastre que sufre toda la sociedad, y en particular la guerrerense.

Comentó a Sales que su puesto de coordinador antisecuestro lo obliga a comprometerse con Guerrero para acabar con este flagelo.

Fabián Hernández Catalán, secretario ejecutivo del Consejo de Seguridad Pública de Guerrero, dijo que la sociedad demanda instituciones transparentes, fortalecidas y capaces.

Lambertina Galeana Marín, presidenta del Tribunal Superior de Justicia estatal, consideró que las reformas realizadas en 2008 y 2011, la primera para poner en marcha los juicios orales y la segunda para garantizar el respecto a los derechos humanos, abren nuevas perspectivas para fortalecer la prevención y castigo de la delincuencia.