SSP de Morelos asume seguridad en Amacuzac

Los integrantes de la policía municipal serán sometidos a análisis y exámenes de control de confianza, ante las denuncias de presuntos vínculos con el crimen organizado.
Elementos de la SSP de Morelos en patrullajes en Amacuzac.
Elementos de la SSP de Morelos en patrullajes en Amacuzac. (David Monroy)

Amacuzac

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Morelos, asumió las riendas de la seguridad de Amacuzac ante la serie de denuncias de presuntos vínculos de los servidores públicos con células del crimen organizado, por lo que también inició análisis y exámenes a los 53 miembros de esa corporación local.

En rueda de prensa el titular de la SSP, Alberto Capella, y el titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), Rodrigo Dorantes Salgado, acompañaron al alcalde de aquél municipio, Noe Reinoso Nava, quien ante los medios de comunicación reiteró las denuncias contra su antecesor y actual diputado local por el Partido del Trabajo, Alfonso Miranda, y agregó que el legislador es el responsable del secuestro del padre del munícipe, en 2012.

Miranda Gallegos y Reinoso Nava han protagonizado una abierta rivalidad en el municipio desde que el segundo logró la alcaldía de Amacuzac, a la que Gallegos había impulsado a su hijo, sin embargo, la confrontación ha ido en aumento por parte del diputado.

En los últimos dos años las acusaciones contra Miranda han crecido, pues en el pueblo se le responsabiliza del asentamiento de las células del crimen organizado, pero también se sembrar el terror a través de una de las cabezas de esos grupos, Santiago Miranda Mazari, "El Carrete".

Entre los hechos que las autoridades investigan, está el asesinato en enero de 2013 de Justo Buenaventura Jaimes, director de Seguridad Pública y Tránsito de la naciente administración de Reinoso Nava. Desde entonces los señalamientos han corrido contra Miranda.

Ante el contexto descrito, Alberto Capella Ibarra, encargado de despacho de la SSP y el Procurador de Justicia de Morelos, Rodrigo Dorantes Salgado, reconocieron que la policía de Amacuzac no cuenta con la confianza de los pobladores ni de las autoridades estatales para ser los vigilantes de la región, considerada puerta de acceso o salida a otros estados –particularmente a Guerrero—de las células del crimen organizado dedicadas al trasiego de droga y al secuestro.

Capella destacó que en Amacuzac se seguirá el mismo esquema que se ha ejecutado en el municipio de Yautepec, donde 150 elementos se hacen cargo de forma directa de la salvaguarda ciudadana, desde que las denuncias por secuestro se han incrementado desde el inicio de año, ya que los ciudadanos denuncian alrededor de 20 secuestros desde que inició 2014.

Por su parte, el fiscal estatal garatizó que se actuará penalmente contra quienes pudieran tener responsabilidad en cuaquier hecho y garantizó que no habrá impunidad.

"La Procuraduría no favorece, ni va a favorecer a nadie. Vamos a actuar y si hay elementos se va a judicializar las carpetas y, si no hay, también se va a consultar la ponencia del no ejercicio de la acción penal", acotó.

El fiscal hizo un llamado a aquellos habitantes de Amacuzac que han sido violentados sus derechos, en sus bienes, en su persona o algún otro familiar, a que acudan a la PGJ a denunciar para poder actuar conforme a derecho.