Se perseguirá con rigor a jueces por conductas indebidas

Al rendir su tercer informe de labores, el presidente de la Suprema Corte afirmó que el alto tribunal será siempre una institución de control y resistencia frente a cualquier abuso de poder.

Ciudad de México

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, señaló que los jueces no son infalibles, por lo que sostuvo se perseguirá con rigor a los integrantes del Poder Judicial de la Federación que incurran en conductas indebidas.

Al rendir su tercer informe de labores, el ministro afirmó que el alto tribunal constitucional será siempre una institución de control y resistencia frente a cualquier abuso de poder.

"A esos no los queremos entre nosotros", por lo que se ha dado curso a 51 solicitudes de información presentadas por órganos ministeriales federales y locales, con el fin de iniciar averiguaciones previas en contra de funcionarios, anunció.

Manifestó que los juzgadores no tienen "jefes" ni superior jerárquico y sostuvo que la única subordinación que tienen es con la ley y la Constitución.

El ministro sostuvo que el Poder Judicial de la Federación atraviesa por un momento histórico.

"No es exagerado decir que esta es una etapa fundacional de lo que será el futuro de la impartición de justicia en México, que, en un contexto más amplio, forma parte de un profundo proceso de reconstrucción constitucional", dijo.

Ante los Plenos de la Suprema Corte y del Consejo de la Judicatura Federal, destacó además el papel crucial que ha tenido la SCJN para hacer efectiva en México la reforma en materia de garantías, pues sostuvo que "no puede haber desarrollo sin respeto a los derechos humanos; no puede haber respeto a los derechos humanos, sin seguridad; no puede haber paz sin respeto al estado de derecho".

En su mensaje, el ministro expresó su beneplácito porque la SCJN recibió, apenas el 10 de diciembre, el Premio de Naciones Unidas en Materia de Derechos Humanos, pero subrayó que éste también les confiere grandes responsabilidades.

"El reconocimiento implica que la comunidad internacional ve que la SCJN no ha tomado una actitud regresiva con los derechos de los mexicanos", afirmó.

El ministro Silva Meza señaló además que a la SCJN le corresponde conducir la adecuada implementación del nuevo modelo constitucional, protector de los derechos de las personas, y subrayó que es indispensable reconocer el esfuerzo de los poderes de la Federación para expedir la nueva Ley de Amparo.

A la sesión solemne con motivo de ese informe que se lleva a cabo en el Salón de Plenos de la SCJN, asistió el presidente Enrique Peña Nieto.