Camión se estrella contra carrito de comida

Un chofer de la Ruta Norte de Torreón chocó contra un remolque donde vendían comida, en la avenida Allende y calle García Carrillo, después de perder el control ya que lo amenzaron con una navaja.
Camión se estrella contra carrito de comida
El estanquillo terminó completamente destruido, mientras que el camión se averió de la parte delantera derecha. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

A las 11:05 de la mañana, el chofer de un autobús de la Ruta Norte de Torreón, se estrelló en contra de un puesto de comida ligera, luego de que perdiera el control tras ser amenazado con una navaja en el momento que un presunto ladrón lo intentara asaltar.

Agentes de vialidad acudieron a la avenida Allende entre las calles Comonfort y García Carrillo de la zona centro para atender el llamado.

Al momento del impacto, Rocío Huerta Sánchez, de 37 años de edad, encargada del puesto, resultó con una cortada en el parpado izquierdo, así como lesiones en brazos y piernas, por lo que fue atendida por paramédicos de la Cruz Roja, los cuales la trasladaron a un hospital de la localidad, fue dada de alta de inmediato debido a que las lesiones que presentó no ponen en riesgo la vida.

Los daños materiales fueron estimados en más de 30 mil pesos.

Rocío Huerta se encontraba adentro del estanquillo cuando sobre vino el percance.

Antonio Murillo, de 57 años de edad, quien conducía un camión de la Ruta Norte, fue el responsable de ocasionar el percance, asimismo, se desplazaba en dirección al oriente sobre la avenida Allende y al pasar el cruce de la calle García Carrillo, perdió el control y se estrelló contra el estanquillo que se encontraba debajo de la banqueta.

El chofer del camión fue detenido por elementos de tránsito y vialidad, manifestó que se había subido un presunto ladrón, en el cruce de la avenida Allende y calle Donato Guerra y al momento de abordar el autobús éste le sacó repentinamente una navaja y lo intentó asaltar, fue en ese momento que entró en pánico y perdió el control de la unidad para luego estrellarse contra el puesto de comida.

El estanquillo terminó completamente destruido, mientras que el camión se averió de la parte delantera derecha.

Los participantes quedaron a disposición del juez calificador, el cual deslindó la culpabilidad al chofer del camión, según se informó.