Rubido: hasta ocho identidades falsas utilizaba 'El Gafe'

El comisionado de Seguridad explica que 60 hombres armados a bordo de 15 camionetas intentaron por tres horas rescatar a su líder detenido.
El comisionado nacional de Seguridad y el titular de la Seido, Felipe Muñoz, se retiran luego de la conferencia de prensa.
El comisionado nacional de Seguridad y el titular de la Seido, Felipe Muñoz, se retiran luego de la conferencia de prensa. (Javier Ríos)

México

El comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, confirmó la detención de El Gafe, líder del cártel del Golfo, quien se identificó ante los soldados que lo detuvieron como José Tiburcio Hernández Fuentes, pero manejaba ocho identidades distintas para evadir a las autoridades.

Puntualizó que este capo fue un "actor relevante en el incremento de los homicidios" en la frontera de Tamaulipas, "en el contexto de una serie de luchas intestinas por el control de la actividad delictiva en la zona".

Detalló que unos 60 hombres armados con fusiles AK-47 y AR-15, a bordo de 15 camionetas, intentaron rescatar durante tres horas a El Gafe, por lo que se suscitaron múltiples enfrentamientos, bloqueos y cierre de calles que obligaron a trasladar a Hernández Fuentes y tres detenidos más en dos helicópteros al aeropuerto de Reynosa y posteriormente a la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, el funcionario expuso que en total para impedir el traslado de los detenidos, los integrantes del grupo criminal realizaron 11 bloqueos con camiones, tráileres y vehículos particulares, algunos de ellos incendiados.

Paralelamente, se realizaron cortes a la circulación y ataques contra instalaciones de la Procuraduría General de la República.

Rubido García expuso que estos hechos se registraron entre la 1 y las 4 de la tarde, alterando el orden público y generando la activación del semáforo rojo por parte de las autoridades locales para advertir del riesgo a los ciudadanos en Reynosa.

Destacó que las fuerzas federales repelieron la agresión y frustraron el intento de rescate con el apoyo de las corporaciones de seguridad de Tamaulipas y por el establecimiento de un perímetro de seguridad para extraer de la zona a los detenidos.

El Ejército y la Policía Federal implementaron un operativo en las inmediaciones de la calle Lago de Cuitzeo, colonia Vallarta, en Reynosa.

Ahí fue detenido Hernández Fuentes junto con Javier Martín Anguiano Toledo, José Gilberto Zamarripa Vallejo y David Salgado García, a quienes se les aseguraron dos armas largas y tres cortas, así como tres granadas de fragmentación, un vehículo, más de 278 mil dólares y casi un millón 200 mil pesos en efectivo.

El ascenso

El comisionado relató que El Gafe escaló en la jerarquía criminal del cártel del Golfo por su alto índice de violencia y los enfrentamientos que entabló con compañeros de su propio grupo.

Hernández Fuentes, de acuerdo con la información de las autoridades federales, contaba con cuatro grupos de cinco elementos cada uno para su seguridad.

Informó que en marzo de 2013, junto con Mario Armando Ramírez Treviño —detenido en agosto de ese año—, Hernández Fuentes realizó "diversas acciones para eliminar al resto de los mandos en Reynosa", pero tras la captura
de Ramírez Treviño "surgió un nuevo conflicto al interior" del cártel del Golfo, con lo que desplazó a sus rivales y se ubicó solo bajo el mando de Juan Manuel Rodríguez Rodríguez, hoy detenido.

Las autoridades presumen que Hernández Fuentes asumió el control del cártel del Golfo en octubre del año pasado, después de la captura de Juan Francisco Sáenz Tamez, por autoridades estadunidenses en Texas.

Por ello, El Gafe es identificado como responsable y principal impulsor de la violencia generada desde febrero de este año en el corredor Matamoros-Valle Hermoso-Río Bravo en la pugna por el control del tráfico de drogas, que incluye "múltiples enfrentamientos y asesinatos entre los integrantes de las facciones de la misma organización que se encuentran aún confrontadas".

Comenzó de espía

Hernández Fuentes ingresó al cártel del Golfo en 2006, bajo al mando de Juan Manuel Rodríguez Rodríguez, detenido en junio de 2014, con la función de vigilar los movimientos de autoridades federales y locales para facilitar el traslado de los principales mandos, quienes por su lealtad lo designaron jefe de grupo en Reynosa.

Para 2009 fue nombrado jefe de sector por el ex guardaespaldas
de Osiel Cárdenas Guillén, Samuel Flores Borrego, a cargo de cinco grupos operativos dedicados al robo de hidrocarburos, extorsión, secuestro y distribución de droga al menudeo en Reynosa. Participó en enfrentamientos con soldados, marinos y policías federales.

En 2010, Hernández Fuentes ya controlaba tres sectores de Reynosa, con lo que elevó la violencia en el municipio y se posicionó como uno de los principales jefes operativos.

Tras el asesinato de Flores Borrego, El Gafe asumió la coordinación operativa del cártel del Golfo, bajo las órdenes de Jorge Eduardo Costilla, con cuya detención en 2012 y después del abatimiento de Antonio Cárdenas Guillén inició una "descomposición interna, derivado de una lucha de intereses entre sus coordinadores", con escisiones en Matamoros.

Fue en 2012 cuando Mario Armando Ramírez Treviño asumió el mando del cártel del Golfo y designó a Hernández Fuentes como uno de los jefes de plaza en Reynosa, con alto grado de violencia y mediante el uso de grupos con armas de alto poder, desarrolló acciones "no solo contra grupos delincuenciales antagónicos, sino también contra otros miembros de su propia organización".