Rubido: Edomex amerita la colaboración federal

A la ciudadanía no le interesa el tipo de delitos, solo le importa que las policías combatan la inseguridad, atrapen a los delincuentes y estos terminen en la cárcel, afirma a MILENIO.
El comisionado nacional de Seguridad en la entrevista para "El Asalto a la Razón".
El comisionado nacional de Seguridad en la entrevista para "El Asalto a la Razón". (Martín Salas)

México

El incremento de la violencia en el Estado de México, particularmente en municipios que colindan con el DF, amerita que el gobierno federal sume todas sus capacidades con las autoridades mexiquenses para frenar la ola delictiva en esa región.

Así lo dijo en entrevista con MILENIO el recién nombrado titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Monte Alejandro Rubido García, quien en 31 años ha ocupado diversos cargos en áreas de seguridad nacional, entre ellos el Centro de Investigación y Seguridad Nacional.

"Yo sí creo que hoy en día la situación que se está viviendo (de violencia) en el Estado de México, principalmente en las zonas Valle de México y oriente, amerita que sumemos todas nuestras capacidades, nuestros esfuerzos (del gobierno federal) con el gobierno del estado", declaró.

Con Carlos Marín, en El Asalto a la Razón, en MILENIO Televisión, Rubido García precisó que a la ciudadanía no le interesa si los delitos que se cometen en el Estado de México, en el DF u otra entidad son del ámbito federal o local.

Recalcó que a los ciudadanos solo les importa que las corporaciones policiacas atiendan el problema de inseguridad y que los delincuentes sean encarcelados.

En la entrevista que se comenzó a transmitir ayer y que hoy se difundirá la segunda parte, el funcionario recordó que la administración federal tomó la decisión de dividir al país en cinco regiones de trabajo en materia de seguridad.

En cada región, asiste cada mes el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; ahí, los gobernadores presentan los avances que van teniendo sobre puntos muy específicos o dónde no se ha podido avanzar en materia de seguridad.

Con ese trabajo colegiado, destacó, se aportan las ideas y mecanismos para atender la problemática en esas entidades.

Al funcionario se le preguntó sobre la información de MILENIO, en la que el presidente municipal de Nezahualcóyotl, Estado de México, Juan Zepeda, reveló que dos de sus funcionarias de alto nivel han sido víctimas de extorsión.

"La Policía Federal está en la mejor disposición de apoyar a los gobiernos de los estados para combatir también el delito de extorsión, pero hay una tarea que también es fundamental: que la ciudadanía tenga la confianza de denunciar, porque a partir de la denuncia se puede hacer la investigación.

"Aquí yo he ofertado que las divisiones de investigación y de inteligencia (de la Policía Federal) estén participando constantemente en apoyo a los estados en casos muy concretos y así se ha podido dar golpes importantes a bandas que han utilizado el delito de secuestro y extorsión para allegarse recursos", puntualizó.

El comisionado mencionó que la Gendarmería comenzará a operar el 13 de julio próximo con 5 mil elementos.

Detalló que 3 mil de esos elementos se dedicarán a tareas de proximidad social —tendrán contacto con la ciudadanía donde haya una problemática social y las autoridades locales no tengan la fuerza para actuar— y 2 mil serán policías de reacción.

A los gendarmes, relató, se les ha dado una formación civil, policial y también recibirán una formación castrense, para las cuestiones de disciplina, de espíritu de cuerpo y de sentido de pertenencia. La Gendarmería, añadió, es una división más de la Policía Federal.

El funcionario señaló que la CNS cuenta con aproximadamente 50 mil personas, de las cuales 36 mil forman parte de la Policía Federal y el resto al Órgano de Readaptación y Prevención Social (penales federales), y Protección Federal; además, de cinco unidades administrativas.

Rubido García también se refirió a la presencia de los grupos de autodefensas en Michoacán.

Dijo que la situación en ese estado es totalmente "atípica", pero enfatizó que el monopolio legítimo de la fuerza es del Estado, y por lo tanto no se puede compartir con nadie.

"En el caso particular de Michoacán se ha tenido que actuar por fases, por etapas, se ha tenido que priorizar, pero se ha tenido muy claro que no se va a permitir que haya ni una fuerza paralela armada (al Estado), y se está actuando en consecuencia", advirtió.