Incineran más de 139 mdp en mariguana

Rubén Moreira, gobernador de Coahuila, encabezó la quema de narcóticos, bebidas embriagantes y mini casinos. Mencionó también que el lo más urgente por solventar es la violencia de género.

Saltillo, Coahuila

El gobernador Rubén Moreira Valdez encabezó la incineración de enervantes, destrucción de bebidas embriagantes y máquinas mini casinos.

Estuvo acompañado del Delegado de la PGR en Coahuila, Fernando Olivas, del secretario de Gobierno, Víctor Zamora, del Comandante de la Sexta Zona Militar, Jens Pedro Lohoman Ituruburu, el Delegado de la Secretaría de Gobernación, Eleazar Bazúa Flores, los representantes de los Poderes Legislativo y Judicial.

El mandatario destruyó más de 181 mil 864 pesos en alcohol, 65 máquinas mini casinos que representa una ganancia de 6 millones 760 mil pesos y 4 toneladas de marihuana equivalente a más de 139 millones de pesos, así como diversas cantidades de cocaína, heroína, meta cerámicas y pastillas psicotrópicas.

"La autoridad no puede renunciar jamás a una política pública en beneficio de la población, pues estaríamos fritos al dejar de querer que a la gente le vaya bien".

Moreira Valdez recordó que en 2012 se registraban 156 homicidios en un solo mes, de esto, 120 en una sola ciudad y actualmente se registran hasta 16 en un mes.

Sin embargo expuso que en adelante el reto es reducir los homocidios en contra de las mujeres, un fenómeno que estaba oculto.

La violencia de género se da en un 70% en el hogar, lo que hace al domicilio el lugar más peligroso para las mujeres.

Expuso que el 80% de esas agresiones son derivadas del exceso del consumo de alcohol, este problema se tiene que atender.

Recordó que en Coahuila se vivía un grave clima de violencia cuando la delincuencia actuaba con total impunidad, pero que gracias a la disminución del trasiego de drogas, se ha logrado mejorar la seguridad en el Estado.

Lo que no significa que no exista el problema de drogadicción y narcotráfico, por lo que aconsejó a los jóvenes no hacer uso de las drogas.

"El tema de las drogas no sólo es la adicción, también es la venta, cuando hay un muerto en las calles hay que pensar que, los que compran son quienes financian a los sicarios" dijo.

Señaló que el Estado Mexicano no tiene la capacidad de enfrentar el problema de las adicciones si es que la droga se legaliza.

Se dijo preocupado por algunas situaciones que pudieran surgir de legalizarse la mariguana, como el que los menores puedan tener acceso a las drogas de los padres y convertirse en adictos.