Rodrigo Vallejo declara en la PGR por el video

Salvador Jara hereda en Michoacán deuda de 26 mil mdp acumulada en los gobiernos de sus antecesores Leonel Godoy y Fausto Vallejo.
Transportistas se manifestaron en Morelia para exigir la liberación de José Trinidad Martínez Pasalagua.
Transportistas se manifestaron en Morelia para exigir la liberación de José Trinidad Martínez Pasalagua. (Juan José Estrada/Cuartoscuro)

México y Michoacán

Rodrigo Vallejo, hijo del ex gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, se presentó a declarar anoche ante la Procuraduría General de la República, en torno a la investigación que existe en su contra por presuntos vínculos con los líderes del cártel de Los caballeros templarios.

Tras la aparición de un video en el que aparece bebiendo cerveza con Servando Gómez Martínez, La Tuta, el Ministerio Público de la Federación recaba el testimonio de Vallejo.

Se prevé que el hijo del ex mandatario estatal permanecerá al menos 48 horas en las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada.

Aunque Rodrigo ha señalado en declaraciones públicas que fue secuestrado para obligarle a reunirse con La Tuta, la PGR cuenta no solo con el video, sino con diversos testimonios y pruebas que supuestamente lo involucran en una relación personal con el hombre más buscado por el gobierno federal en Michoacán.

EL DESBALANCE

El gobierno de Michoacán, encabezado por Salvador Jara, heredó de las dos administraciones anteriores, en las que estuvieron al frente Leonel Godoy y Fausto Vallejo, una deuda superior a los 26 mil millones de pesos.

José Carlos Rodríguez Pueblita, secretario de Administración y Finanzas del estado, informó que de 2008 a junio de 2014 se encontró un incremento anual sostenido de 3.5 por ciento en los egresos estatales en relación a los ingresos.

Lo anterior arrojó una deuda de largo plazo de 16 mil 360 millones de pesos y otra de corto plazo de 10 mil 500 millones, lo que provocó el desbalance estructural que viven actualmente las finanzas públicas, explicó en conferencia de prensa.

Señaló que los principales rubros en los que hubo este desbalance fueron subsidios y transferencias, servicios personales y servicios generales, que aumentaron 5 por ciento en comparación con los ingresos, como resultado de la presión de los sectores educativo, de salud y de combate a la delincuencia.

Por ello, anunció, se implementará el Programa de Ordenamiento, Fortalecimiento y Transparencia de las Finanzas Públicas, que tiene tres objetivos principales: realizar un programa de obra para impulsar la recuperación económica, fortalecer las finanzas públicas y restablecer la confianza ciudadana.

Finalmente, en Morelia cerca de 4 mil transportistas se manifestaron la mañana del viernes y realizaron una marcha del obelisco a Lázaro Cárdenas hasta el primer cuadro de la ciudad para exigir la liberación de José Trinidad Martínez Pasalagua.

SENTENCIA A CAPO DE “LA FAMILIA”

A menos de año y medio de su captura, Nazario Jaimes Castrejón, uno de los líderes del cártel de La Familia michoacana que operaba en el sur del Estado de México, fue sentenciado a 28 años de prisión por narcotráfico, delincuencia organizada y portación ilegal de armas.

Se trata de una condena poco frecuente por la rapidez del proceso, pues en promedio los juicios a criminales de alto perfil duran hasta cinco años o más, por la cantidad de recursos legales que interponen sus abogados durante los juicios.

El juzgado cuarto de distrito en materia de procesos penales federales en el Estado de México, con sede en Toluca, consideró que la Procuraduría General de la República aportó suficientes elementos de prueba contra Jaimes Castrejón. El narcotraficante era hermano de Pablo Jaimes Castrejón, La Marrana, jefe de plaza en la zona del municipio de Luvianos, en el Estado de México.

Además fue condenado a 18 años de prisión su cómplice Félix Jaimes Jaimes, informó el Consejo de la Judicatura Federal. (Ignacio Alzaga/México)