Norteamericano denuncia robo de sexoservidoras

Jousha Bloom se las encontró esta madrugada en el centro de Torreón. Hace dos semanas las contrató, pero le pusieron algo en una bebida para que perdiera el conocimiento y aprovecharse.
Aseguró que le robaron pertenencias con valor de 8 mil pesos.
Aseguró que le robaron pertenencias con valor de 8 mil pesos. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Un ciudadano norteamericano denunció a dos sexoservidoras de robo, ya que asegura que hace dos semanas contrató sus servicios y le pusieron algo en una bebida para que perdiera el conocimiento y aprovecharse, quitándole pertenencias que tienen un valor total superior a los 8 mil pesos.

Jousha Bloom, circulaba en la avenida Juárez de poniente a oriente cuando a la altura de la calle Blanco, se percató que las mujeres se subieron a un taxi y seguro de que ellas eran las que dos semanas antes se habían aprovechado de él, las siguió.

Al ver que el vehículo dio vuelta en la calle Ildefonso Fuente hacia el norte y al llegar a la avenida Morelos les cerró el paso.

Los hechos ocurrieron la madrugada de este sábado y por fortuna no tuvieron que llegar a los golpes, aunque el supuesto afectado se encontraba muy molesto.

Después bajó de su camioneta para intentar sacarlas a la fuerza, pero una de ellas bajó para intentar dialogar con él y saber cuál era el motivo por el que se comportaba de esa manera.

Ellas aseguraban que no lo conocían y jamás lo habían visto. Jousha, comenzó a lanzarles insultos en inglés y español hasta que pasó por el lugar una unidad de vialidad.

Al ver la confrontación, los elementos pidieron el apoyo de una unidad preventiva para que se hiciera cargo de la situación.

Los uniformados dialogaron con ambas partes, asegurando el extranjero que ellas le robaron y pero en todo momento negaron todo. Debido a que no llegarían a un acuerdo en el lugar, fueron llevados ante un juez quien definió sus situaciones.

Los hechos ocurrieron la madrugada de este sábado y por fortuna no tuvieron que llegar a los golpes, aunque el supuesto afectado se encontraba muy molesto.

Estuvo a punto de agredir hasta al taxista, quien no tenía nada que ver con la situación, pues ni siquiera conocía a las mujeres quienes lo contrataron para trasladarlas a un bar.