Aumenta robo de camisas previo al Día del Padre

La empresa Alto México, dedicada a disuadir el robo hormiga, reportó que los artículos más robados previo al Día del Padre son camisas, herramientas, máquinas para afeitar, vinos y licores.
Los mexicanos invierten en promedioe 400 y 800 pesos en regalos para papá
El robo de camisas y playeras en fechas previas al Día del Padre aumenta 266 por ciento, lo que coloca a ese artículo como el más robado en esta época. (Especial )

Ciudad de México

Las camisas, playeras, herramientas, máquinas para afeitar, carteras, corbatas, vinos y licores son los artículos que más se roban previo a la celebración del Día del Padre en centros comerciales y tiendas departamentales.

El robo de camisas y playeras en fechas previas al Día del Padre aumenta 266 por ciento, lo que coloca a ese artículo como el más robado en esta época, explicó Karina Soriano, subdirectora de la empresa Alto México, dedicada a disuadir el robo hormiga.

Las herramientas son el segundo artículo más robado en esta temporada. La sustracción de esos artículos aumenta 239 por ciento; de las máquinas para afeitar incrementa 133 por ciento y de vinos y licores 26 por ciento. Soriano agregó que sólo hubo un caso en el que una persona se robó unas pantuflas para caballero.

Dicha empresa, que tiene presencia en más de 600 supermercados y tiendas departamentales en el DF, Estado de México, Campeche y Monterrey, reportó que las pelotas de frontón, que "prácticamente nunca se roban" durante el año, son artículos que también son hurtados.

Según la subdirectora de Alto México, 58 por ciento de los ladrones en fechas previas al Día del Padre son hombres y 42 por ciento son mujeres, ambos con edades entre los 23 y 33 años.

"Es importante destacar que las mujeres son las que más roban un artículo en específico como las playeras, camisas con 57 por ciento y los hombres buscan su propio regalo en herramientas, pues 84 por ciento de los robos son reportados los días previos al festejo", dijo.

En el caso de vinos y licores, 58 por ciento de los ladrones son hombres y en robos de rastrillos no hay distinción de género, pues hombres y mujeres los roban por igual.

El modus operandi del ladrón es que al estar en centros comerciales, plazas y supermercados conglomerados, toman los artículos y los ocultan entre la ropa, en mochilas, bolsas y en casos extremos se salen con ellos a la vista.

Alto México detectó varias formas que utilizan los ladrones para sustraer los artículos, entre ellas identifica a mujeres que esconden los artículos bajo su falda, en otras a personas que cambian las etiquetas para alterar el precio de los productos y hay quienes usan bolsas de aluminio para evitar que las alarmas o antenas antirrobo se activen.

También hay mujeres con carriolas o niños en brazos que esconden la mercancía entre las cobijas del menor y existen casos en que las señoras pican al bebé con una aguja o alfiler para hacerlo llorar y así distraer a los policías.

En otros casos, grupos de hasta cinco personas esconden el botín entre su ropa y huyen del lugar.

La empresa recomendó festejar a los papás "con lo que se tiene" y no arriesgarse a perder la libertad por una herramienta o camisa robada.