Robo patrimonial en 2015 a la baja en Torreón

Un análisis de la estadística delictiva de 2010 a 2015 evidencia la compleja lucha de las autoridades policiacas y ministeriales por desalentar la actividad criminal contra ciudadanos y negocios.
La depuración de las filas de la Policía fue el primer paso para reducir la delincuencia.
La depuración de las filas de la Policía fue el primer paso para reducir la delincuencia. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Al cierre del año 2010, el delito de robo patrimonial fue considerado uno de los más graves, incluso la misma policía no lo podía contener.

"Sabíamos que para alcanzar estos objetivos tangibles, se necesitaba trabajar desde adentro, es decir, limpiar primero la casa para luego establecer estrategias".

Pero después de 6 años, casi al finalizar 2015, el índice de robos disminuyó un 57%, con respecto al 2010.

Según la Policía Municipal, del 2010 al 2013, la tasa promedio del índice delictivo se mantuvo con una ligera variación, pero tuvo un descenso muy significativo en los años 2014 y 2015.

Un total de 6 mil 098 llamados de auxilio entraron a la sala de radio de la Policía Municipal, los cuales referían algún robo en cualquiera de sus modalidades, esto durante 2010.

Para el siguiente año, 2011, el índice estableció 5 mil 111 solicitudes de auxilio, es decir, 987 robos menos, pero aún así la estadística se mantenía.

En 2012 la cifra se elevó a 6 mil 055 llamados de auxilio, o sea, 944 robos más con respecto al 2011, lo que significó que la tasa promedio se mantenía.

De igual manera, 2013 no fue la excepción, debido a que alcanzó un índice de 5 mil 578 robos.

La estadística al cierre de 2014, tuvo un descenso muy significativo, ya que se contabilizaron 3 mil 640 robos, lo que estableció que las estrategias de prevención del delito brindaban resultados positivos, sin embargo, no fue suficiente para mantener una escala delictiva baja.

Para el año 2015, hasta el mes de noviembre, el comportamiento del índice delictivo mantuvo un descenso, registrando 2 mil 379 llamados de auxilio.

Se informó dentro de este análisis, que el delito que más se cometió de enero a noviembre de este 2015, fue robo a establecimiento comercial con intimidación en las personas, con un total de 544 atracos, lo que arrojó una disminución del 46% con respecto a 2014, ya que se presentaron mil 062 robos, en el mismo periodo.

En abril de 2014, se registraron 115 atracos de local comercial que fue la estadística máxima, mientras en 2015, el máximo se presentó en marzo con 52 asaltos a mano armada.

Con respecto al robo de vehículo con violencia, en el 2015 se perpetraron 140 atracos y en el 2014 este rubro arrojó 391 robos, lo que representó una disminución del 62%.

Además se lograron detener a varias delincuentes que momentos antes habían despojado a sus víctimas de las unidades.

Adelaido Flores Díaz, titular de la Dirección de Seguridad Pública de Torreón, reconoció en su momento que el delito de robo patrimonial en años anteriores alcanzó indicadores jamás registrados, pero aseguró que esa etapa fue muy complicada con la presencia del crimen organizado.

Explicó que en la actualidad es diferente, principalmente gracias a la depuración del personal operativo que se presentó en marzo del 2010 y con la continuidad de los exámenes de control y confianza, impuestos por el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los programas de prevención del delito se mantienen en funcionamiento, tales como el vecino vigilante y el D.A.R.E.

"Sabíamos que para alcanzar estos objetivos tangibles, se necesitaba trabajar desde adentro, es decir, limpiar primero la casa para luego establecer estrategias de combate contra los delitos patrimoniales y de alto impacto", especificó el teniente Flores.

Enfatizó que la delincuencia es muy variante, pero aún así para este año 2016, se pretende reforzar los rondines de vigilancia, tanto en patrulla como pedestre con la finalidad de reducir al máximo el índice delictivo, por lo que se dispone de personal operativo en campo, así como de canales de comunicación.

Además de las juntas semanales con el alcalde de Torreón y reuniones con representantes jurídicos de tiendas departamentales, de conveniencia e instituciones financieras.